LA FALSA TEORIA DEL CONTAGIO MICROBIANO.

by NdM

Louis Pasteur haciendo el gesto de la mano oculta de la masonería.

Louis Pasteur fue un caballero de Legión de Honor de la familia Bonaparte y el encargado de apuntalar la teoría de las enfermedades infecciosas. Un “caballero” se define como un sirviente militar. Pasteur fue quien lideró, al menos cara al público, esta falsa teoría. Este químico y empresario (no era médico) se enriqueció notablemente encontrando “bichitos” (que siempre habían estado dentro de nosotros) a los que ahora etiquetaba de malvados y peligrosos; para después, por supuesto, patentar y vender algún producto con el que matarlos.

Nunca en la literatura medica de todo el mundo se habia considerado el contagio ni a los microorganismos como la causa de las enfermedades. Los microorganismos han existido siempre pero no se descubrieron hasta mediados del siglo XIX cuando se invento el microscopio.

Entonces se crearon dos posturas, una minoría postulo que eran microorganismos agresivos que nos atacaban , algo que no tenia ningún rigor científico y por el contrario el resto de médicos y científicos de la época pensaron que como siempre habían estado ahí jugaban algún rol biológico desconocido.

Fue la industria química y la revolución industrial quienes financiaron e impulsaron esta falsa teoría científica como la única posibilidad de origen de las enfermedades. Sin realizar los estudios necesarios para comprobar esta teoría, se empezaron a crear todo tipo de productos químicos y vacunas para supuestamente combatirlos. Estas vacunas se probaron en personas que fueron utilizadas como cobayas de experimentación. Principalmente en niños de orfanatos y victimas de guerra.

Robert Koch haciendo el mismo gesto masón que Pasteur

Se creo la microbiologia y el medico alemán creyente de la teoría de la infección Robert Heinrich Hermann Koch estableció cuatro postulados que deben cumplirse en todas las enfermedades infecciosas.

1- El agente patógeno debe de estar presente en los animales enfermos y ausente en los sanos.

2- El agente debe ser cultivado en un cultivo axénico puro aislado del cuerpo del animal. Un cultivo axénico es aquel que tiene una sola especie de microorganismo originado a partir de una sola célula.

3- El agente aislado, en un cultivo axénico debe provocar la enfermedad en un animal susceptible al ser inoculado

4- El agente debe ser aislado de nuevo de las lesiones producidas a los animales de experimentación y ser distinto al inoculado originalmente.

Todas las enfermedades infecciosas como el cólera, la tuberculosis, difteria, etc, fueron descritas por médicos y microbiólogos que utilizaron microscopios poco potentes de principios de siglo, décadas mas tarde cuando la tecnología lo permitió se utilizaron microscopios de mejor calidad y se descubrió que todas estas bacterias acusadas de crear terribles enfermedades estaban presentes en todos los humanos.

Al contradecir esto el primer postulado de Kock, el resto, por lógica proposicional, (conector bicondicional), quedan invalidados y, por lo tanto, el protocolo en su totalidad.

Pierre Jacques Antoine Béchamp

Antoine Bechamp, fue un biólogo y químico francés contemporáneo de Pasteur a quien Pasteur plagio varios de sus estudios. Bechamp postulo que era la enfermedad la que volvía patógenos a los microbios y no al contrario.

A principios del siglo pasado la familia Rockefeller monopolizaron la medicina y la salud pública de los EEUU. Para ello usaron a agentes como Abraham Flexner, un profesor que fue citado por la revista TIME como “el autócrata de los ricachones”.

De izq. a der.: Albert Einstein, Abraham Flexner, John R. Hardin, and Herbert Maass en el IASPrinceton, 22 de mayo de 1939

Resulta que Flexner era hermano de Simón Flexner, quien dirigió la “investigación” sobre las causas y la prevención de las enfermedades para el Instituto Rockefeller entre 1903 y la década de 1930. En 1910. Flexner bajo los auspicios de la fundación Carnegie y Rockefeller publicaron el informe Flexner para hacerse con el dominio total de los medicamentos. El objetivo fue influenciar los órganos legislativos a nivel estatal y federal para crear regulaciones que promovían de manera estricta la medicina con fármacos costosos mientras sofocaban y cerraban las puertas a los remedios naturales alternativos baratos. Esas universidades e institutos que no se sometieran a este súper-poder regulatorio fueron aplastados y puestos fuera del negocio. 

Esto se llevo a cabo financiando a estudiantes, facultades e instituciones académicas que sirvieran a sus necesidades de venta de medicamentos rentables. De esta manera la industria farmacéutica asumió un gran control sobre la salud de los ciudadanos estadounidenses y por lo tanto; también sobre sus vidas.

Sin embargo Rockefeller tenía preferencia por la homeopatía y murió a los 97 años con la asistencia de su médico homeópata personal, el doctor H L Merryday.

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial todas las universidades medicas son financiadas por la industria y todos los médicos de occidente son preparados con la falsa teoría de la infección para poder vendernos las vacunas y los antibióticos que desde la otra postura no tendrían ningún sentido. Sobre todo sabiendo que nuestro cuerpo tiene mas microorganismos que células humanas que entre otras funciones son los encargados de hacer funcionar nuestro sistema inmunitario, ayudar en la digestión y participar en la eliminación de toxinas.

Es por eso que la población que actualmente tiene alrededor de 60 años fueron los primeros en ser vacunados y desde entonces han sido quienes han desarrollado una gran cantidad de enfermedades autoinmunes que antes no eran tan comunes.

La propagación de la gripe española nunca se confirmó experimentalmente.

La pandemia de gripe de 1918, también conocida como gripe española ocurrió en 1918. Entre noviembre y diciembre de 1918 y en febrero y marzo de 1919, un equipo médico en Boston, que trabajaba para el Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos, trató de infectar a cien voluntarios sanos entre las edades de dieciocho y veinticinco. Sus esfuerzos fueron impresionantes y aun así no consiguieron demostrar el contagio.

Se establecieron varios hospitales de emergencia, como este en Brookline, Massachusetts, para atender a los pacientes durante la pandemia de gripe de 1918. Esta foto apareció en el Boston Globe en octubre de 1918.

Aislaron mezclas microbianas de la garganta y la nariz de casos de influenza cuidadosamente seleccionados de la ubicación del brote. Luego, los investigadores administraron estos a 10 jóvenes voluntarios de la Marina de los Estados Unidos sin exposición previa a la influenza. Ninguno se enfermó.

Extrajeron sangre de pacientes con influenza y la trasfirieron a los voluntarios de la marina. Ninguno se enfermó.

Recogieron las membranas mucosas de los pacientes con influenza con hisopos y las filtraron para excluir microbios más grandes como las bacterias. Luego inyectaron el filtrado a los voluntarios de la marina. Ninguno se enfermó.

Trajeron a los voluntarios de la marina para conocer a los pacientes con influenza. Se dieron la mano y conversaron. Los pacientes también exhalaron (lo más fuerte posible) en la cara de los voluntarios cinco veces. Luego, los pacientes tosieron directamente sobre los voluntarios. Ninguno se enfermó.

En caso de que estos diez voluntarios de la Marina fueran de alguna manera inmunes, aunque poco probable ya que no habían tenido exposición previa a la influenza, el estudio reclutó a otro grupo de 50 voluntarios. Repiten el experimento con pacientes con influenza de otro lugar del brote, pero no pudieron probar la transmisión de persona a persona. Y, curiosamente, un médico involucrado en el estudio contrajo influenza.

El Dr. Rosenau dijo “Entramos en el brote con la idea de que sabíamos la causa de la enfermedad y estábamos bastante seguros de saber cómo se transmitía de persona a persona. Quizás, “concluyó el Dr. Milton Rosenau, ” si hemos aprendido algo, es que no estamos muy seguros de lo que sabemos sobre la enfermedad. ”

Otros ocho experimentos en humanos, documentados en “ Experimentos sobre voluntarios para determinar la causa y el modo de propagación de la influenza, Boston, noviembre y diciembre de 1918 ”, tampoco pudieron confirmar cómo se propagó la gripe española.

Llevan mas de un siglo engañando y aterrorizando a la gente con las mismas teorías absurdas.

Envenenan el aire que respiramos por medio de la geoingenieria con todo tipo de metales y sustancias altamente toxicas, envenenan nuestros alimentos con todo tipo de químicos y organismos genéticamente modificados, envenenan el agua que bebemos tanto la del grifo como la embotellada, nos inoculan todo tipo de tóxicos y sustancias cancerígenas en las vacunas desde que nacemos y luego culpan a los microorganismos de ser el origen de la sociedad enferma que han creado y se atreven a declarar que la experimentación en humanos esta prohibida desde la Segunda Guerra Mundial. Entonces ¿Qué es todo esto?.

1 Comment

  • Jorge Arenas Perez 2 octubre 2020 at 15:09

    Que buena informacion

    Reply

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X