BIOTERRORISMO; MEDICAMENTOS Y VACUNAS.

Bioterrorismo es el término utilizado para definir el empleo criminal de microorganismos patógenos, toxinas o sustancias dañinas contra la población con el propósito de generar enfermedad, muerte, pánico y terror.

Este término también es utilizado para denominar la introducción de material biológico con agentes fitopatógenos, enfermedades cuadragenarias, insumos químicos o cualquier otro tipo de material en un país, con la intención de atentar contra la vida y la salud de las personas.

En la actualidad la mayoría de los países del mundo están implicados y son culpables de bioterrorismo contra sus ciudadanos.

Los persas, griegos y romanos envenenaban los pozos y las fuentes de agua para aniquilar a la población.

Pandemia (vocablo que procede del griego pandêmon  (pan = todo) + (demos = pueblo) + nosêma (= enfermedad), expresión que significa enfermedad de todo un pueblo) es la afectación de una enfermedad de los humanos a lo largo de un área geográficamente extensa.

Nótese su similitud con pandemónium o pandemonio que significa; reunión de demonios o lugar donde hay gran confusión, ruido y griterío.
Históricamente las pandemias han estado unidas a periodos de grandes cambios socio-políticos.

Plaga de Atenas; durante la Guerra del Peloponeso, 430 a. C. Un agente desconocido, mató a la cuarta parte de las tropas atenienses y a una cuarta parte de la población a lo largo de cuatro años. Esto debilitó fatalmente la preeminencia de Atenas.

Peste antonina; La epidemia apareció por primera vez durante el asedio romano de Seleucia, en el invierno de 165 y se prolongó durante los 15 años siguientes matando a una cuarta parte de los infectados y hasta cinco millones en total. En el momento más activo de un segundo brote (251-266) se dijo que morían 5.000 personas por día en Roma.

Peste de Justiciano; Esta pandemia se desarrollo en el siglo VI en el Imperio Bizantino. Empezó en Egipto y alcanzó Constantinopla en la siguiente primavera, matando (de acuerdo al cronista bizantino Procopio de Cesarea) 10.000 personas por día en su momento más activo y quizás a un 40% de los habitantes de la ciudad. Continuó hasta destruir hasta la cuarta parte de los habitantes del Mediterráneo oriental. Se calcula que murieron cerca de 25 millones.

La peste negra; comenzó en el siglo XIV. Comenzando en Asia, la enfermedad alcanzó el Mediterráneo y Europa occidental en 1348 , y mató a veinte millones de europeos en seis años, una cuarta parte de la población total y hasta la mitad en las zonas urbanas más afectadas. Se calcula que termino con 75 millones de vidas.

Pandemias de cólera en España: Fueron una serie de brotes de cólera morbo que ocurrieron desde el primer tercio del siglo XIX hasta finales del mismo siglo en las grandes ciudades de España.​ En total fallecieron unas 800.000 personas a lo largo de las cuatro pandemias que acontecieron en España durante ese siglo. 
El primer brote surge en un ambiente político conflictivo e inestable, en mitad de una transición política severa. La muy reciente muerte de Fernando VII tras la Década Ominosa deja un estado débil y lleno de conflictos, acontecen los primeros brotes durante la que sería la Primera Guerra Carlista que se desarrollaba en el norte de España.

Cólera (siglo XIX):

  • Primera pandemia (1816-1826). Previamente restringida al subcontinente indio, la pandemia comenzó en Bengala y se expandió a través de la India hacia 1820. Se extendió hasta la China y el mar Caspio antes de disminuir.
  • La segunda pandemia (1829-1851) Alcanzó Europa, Londres en 1832, Nueva York en el mismo año, y la costa del Pacífico en Norteamérica por 1834.
  • La tercera pandemia (1852-1860) Principalmente afectó a Rusia, con más de un millón de muertos.
  • La cuarta pandemia (1863-1875) Se extendió en su mayor parte por Europa y África.
  • La quinta pandemia (1899-1923) tuvo pocos efectos en Europa, pero Rusia fue gravemente afectada de nuevo.
  • La sexta pandemia, llamada «El Tor» por la cepa, comenzó en Indonesia en 1961 y alcanzó Bangladés en 1963, India en 1964, y la URSS en 1966.

Luego aparecería el SIDA, el Ébola , Herpes genital, el virus de la influenza, el sarampión y un sinfín de casos similares que se han ido sucediendo a lo largo de estas últimas décadas pese a los avances médicos y científicos, que culpan de todo ello a ataque de microorganismos como los virus. La palabra virus viene del latín donde significa “zumo de plantas nocivo para la salud“, o sea veneno. De ahí también las palabras virulento y virulencia. La palabra virus latina se asocia con la raíz indoeuropea *weis- (fluir, veneno) y con el griego ἰός (ios = veneno). Un concepto muy distanciado del que hoy día nos vende la ciencia médica; Microorganismo compuesto de material genético protegido por un envoltorio proteico, que causa diversas enfermedades introduciéndose como parásito en una célula para reproducirse en ella (algo que hoy día, aun no se ha podido demostrar).

Los seres humanos gracias a un sistema inmune desarrollado a lo largo de millones de años, a no ser que vivan en condiciones insalubres o sean envenenados es muy difícil que enfermen. Entonces ¿porque actualmente tenemos la mayor tasa de enfermos de toda la historia de la humanidad?

RETRATO DE LADY MARY WORTLEY MONTAGU

Eso en gran medida se lo debemos a Mary Wortley Montagu, la hija mayor de Evelyn Pierrepoint, primer Duque de Kingston-upon-Hull, quien trajo de Constantinopla el método conocido como “variolización” o “variolación”, la inoculación de viruelas. En 1721, miembros de la Casa Real inglesa y médicos de la Corte, entre ellos Hans Sloane, presidente de la Royal Society y médico personal de los Reyes, presenciaron la primera inoculación efectuada en aquel país. A partir de ese momento la variolización se difunde por Europa y América como método para prevenir la viruela. Inglaterra será el país donde alcance mayor aceptación. En 1746 se funda en Londres el Hospital para la Viruela y la Inoculación, destinado a cuidar de los pacientes inoculados en periodo de contagiosidad y al tratamiento de los indigentes que padecían viruela.

El mismo Rey se pone a la cabeza como protector, dando el empleo de Presidente al Duque de Malborough (antepasado de Winston Churchill ). En 1755, el Colegio de Médicos de Londres da un espaldarazo a la inoculación declarándola “importante y precisa al género humano” y el obispo de Worcester funda una sociedad de propagandistas de la misma. En esa época una saga de cirujanos, los Sutton, radicados en el condado de Suffolk, cerca de Londres, mejoraron con éxito la técnica inoculatoria.

El 26 de febrero de 1789 nombran a Edward Jenner, miembro de la Royal Society of London para posteriormente pasar a ser considerado como el padre de la inmunología.

 Edward Jenner 
(1749 – 1823)

Edward Jenner nació en Beketen, Inglaterra, el 17 de mayo de 1749 en el seno de una familia de pastores protestantes. No cursó estudios de medicina, era naturalista y se dedicaba a congelar animales vivos produciendoles hipotermias. Fue miembro de la Logia Fe y Amistad No.270 en Berkeley, Inglaterra. 
Discípulo del famoso cirujano y anatomista, y padre de la aproximación experimental a la medicina John Hunter, quien preparó y dispuso los especímenes geológicos y zoológicos traídos por el capitán Cook en la nave “Endeavour”, al regreso de su célebre viaje por los mares australes. Jenner ensayó un modelo, basado en el empirismo científico. Las publicaciones de Jenner muestran que él era perfectamente consciente de que haber tenido una vez la enfermedad no hacía inmune a una persona. Tampoco las vacunas. Sin embargo, abogó por algo que era totalmente no-natural y altamente peligroso.

Al contrario de lo que nos han hecho creer las enfermedades como la tos ferina, difteria, polio y sarampión fueron prácticamente eliminadas antes de la introducción de sus respectivas vacunas! Más bien, la disminución de estas enfermedades infantiles no se debió a las vacunas (como se dijo), sino que se debió principalmente a la mejora de la salud e higiene públicas (incluido el saneamiento y el agua potable más limpia) durante ese periodo de tiempo.

En 1958, el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los EEUU) después de la introducción de la vacuna viva contra la polio, cambiaron la definición de “polio”. Ya no se clasificaron los casos de inflamación de la membrana que protege el cerebro y las células de la neurona espinal, lo que causó debilidad muscular y dolor (pero no parálisis) como “polio”; ahora debían llamarse meningitis aséptica, incluso si el virus de la polio estaba presente.

Los casos reportados de meningitis aséptica pasaron de casi cero a miles, y los casos de polio disminuyeron en la misma cantidad. Luego, más tarde, en 1958, el CDC cambió la definición de “polio” nuevamente. Todos los casos con síntomas paralíticos clásicos de polio debían llamarse parálisis fláccida aguda. En 1960, los mismos sinvergüenzas del CDC declararon triunfalmente a grandes partes del mundo como “libre de polio”, mientras que la parálisis flácida aguda recién creada “misteriosamente” se volvió bastante común.

Para poder enfermar con mayor facilidad a la población, primero era necesario desnutrirla, de eso se encargaron utilizando a otro personaje que ha pasado a la historia como el padre de la microbiologia.

Pasteur con su nieta. 
 (Grabado por Johnson de la pintura de Bonnat;  
Metropolitan Toronto Reference Library Board)

Louis Pasteur; nacido en Dole, Francia el 27 diciembre 1822, no fue un masón reconocido pero en algún retrato le podemos observar haciendo el gesto de la mano oculta de los hombres de Jahbulon. Su padre Jean-Joseph Pasteur  fue un sargento condecorado con la legión de honor del Emperador Napoleón y a su hijo Louis, Napoleón III y Eugenia hicieron que el estado financiara sus experimentos. El Emperador le encargó en 1863 que estudiara las enfermedades de los vinos . Interesado en el método de pasteurizacion que le supondría enormes beneficios en la conserva y distribución del vino de la familia Napoleón.

Desarrollo la teoría de las enfermedades infecciosas que nunca se ha podido demostrar pero que les vino muy bien a las élites para vendernos el darwinismo biológico.  
No dudó en experimentar introduciendo médulas espinales de conejos muertos por la rabia a niños con buena salud a los que pretendía proteger contra la propia enfermedad de la rabia (algo totalmente sin sentido). Muchos murieron y hubo una gran cantidad de padres que lo denunciaron pero la protección de la que gozaba hizo que las denuncias desaparecieran. Basándose en que un par de niños sobrevivieron a las inyecciones de este psicópata, dieron el visto bueno a la aprobación de las inyecciones creando la primera gran multinacional para la fabricación de vacunas contra la rabia y posteriormente contra muchas otras enfermedades.  

Louis Pasteur nunca fue médico, sino químico y con una calificación mediocre. Lo de bacteriología también se lo inventaron, dicen que realizó grandes descubrimientos en la microbiologia cuando era una ciencia que aún no existía. La pasteurizacion que consiste en calentar las sustancias  durante un tiempo corto a 44 grados centígrados, la temperatura exacta a la que se destruye las enzimas que hay en los alimentos y son necesarios para el sistema microbiótico (organismos vivos que ayudan a degradar y procesar las proteínas) mientras nos hacen creer que es un proceso para garantizar la seguridad de muchos productos alimenticios mundiales, lejos de esa realidad, es la principal causa que desencadenó la pandemia de obesidad que hoy sufre gran parte de occidente.
Sus pruebas se basaron en resultados estadísticos amañados. Quienes aprobaron su trabajo fueron los mismos que le financiaron. los Rothschild de París, en particular Gustave Rothschild aportó por medio de sus fundaciones el dinero necesario para construir el instituto Pasteur. 

James Mayer de Rothschild, barón de Rothschild (15 de mayo de 1792 – 15 de noviembre de 1868), nacido Jakob Mayer Rothschild, fue un banquero germano-francés y fundador de la rama francesa de la familia Rothschild. En 1822, Rothschild, junto con sus cuatro hermanos, recibió el título hereditario de “Freiherr” (barón) por el emperador Francisco I de Austria. Ese mismo año fue nombrado cónsul general del Imperio austríaco y en 1823 fue galardonado con la Legión de Honor francesa.

El padre de la microbiologia está acusado de robo ,plagio y estafa, incluso de haber falsificado sus títulos universitarios. Aun así se le considera como el padre de la medicina moderna y la microbiologia clínica que produjo las innovaciones necesarias para el desarrollo de las vacunas y un sistema sanitario que nunca te va a sanar. Aunque los remordimientos a veces pueden más que otra cosa y antes de morir redactó; “El medio lo es todo, el germen no es nada”.

Gracias a los trabajos fraudulentos de Pasteur las élites pudieron imponer la teoría de que los microbios eran agentes externos agresivos del organismo humano y la respuesta del sistema inmune era contraatacar a estos seres violentos cuando ya por entonces habia muchos médicos y científicos que sabían o sospechaban que el sistema inmune se trataba de un sistema susceptible de todo lo que viene del exterior y  se compone de todos esos microbios y microorganismos recogidos, analizados y absorbidos completándolo y sosteniendo su evolución, porque el sistema inmune no es más que la coordinación de todos los micro y macro organismos que tenemos dentro del cuerpo con el único objetivo de sobrevivir. 

El rival de Pasteur, Antoine Bechamp, biólogo y químico francés, creía que los gérmenes únicamente crecen en un cuerpo enfermo. Los gérmenes se adaptan y cambian según el pH y la química del terreno del cuerpo físico en el que viven.

El Profesor Antoine Bechamp (1816-1908)

Bechamp demostró que todas las células vivas contienen pequeños gránulos llamados microzimas, que tienen propiedades enzimáticas únicas y un movimiento oscilante. Su presencia en la sangre es necesaria para la formación de costras en el caso de heridas. Las Microzimas pueden sobrevivir a temperaturas de hasta 300 grados celsius, y permanecen mucho tiempo después de la muerte de el organismo anfitrión. Pueden desarrollarse y crecer y generar bacterias (Antoine Bechamp, “La Sangre y su tercer elemento anatómico“, Filadelfia, 1911).

Bechamp creía que las enfermedades se desarrollan en el cuerpo, cuando la condición interior y el equilibrio natural están lo suficientemente perturbados, y la tensión eléctrica en las células es reducida.

Una célula sana tiene un voltaje de entre 60 y 100 mV, mientras que una célula de cáncer tiene 20 mV. Esto fue descubierto por el Dr. Robert Becker en la década de 1920 (Robert Becker, Gary Selden, “El cuerpo eléctrico: el electromagnetismo y la Fundación de la Vida”, Nueva York, 1985) . En 1931 el alemán Otto Heinrich Warburg fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina, por descubrir que la acidez y la falta de oxigenación del organismo era la causa primaria del cáncer y el resto de enfermedades pero sus descubrimientos también fueron ignorados rápidamente por la comunidad médica y científica internacional que ya estaba monopolizada.

A principios del siglo XX los Rockefeller monopolizaron la medicina y la salud pública de los EEUU, los mismos Rockefeller que eran socios del partido Nazi y que junto a otros banqueros anglosajones organizaron la Segunda Guerra Mundial.

El control del sistema de medicina norteamericano lo consiguieron  principalmente gracias a Abraham Flexner, un profesor que fue citado por la revista TIME como “el autócrata de los ricachones”. Resulta que Flexner era hermano de Simón Flexner, quien dirigió la “investigación” sobre las causas y la prevención de las enfermedades para el Instituto Rockefeller entre 1903 y la década de 1930. En 1910 Flexner bajo los auspicios de la fundación Carnegie y Rockefeller publicaron el informe Flexner para hacerse con el dominio total de los medicamentos. El objetivo fue influenciar los órganos legislativos a nivel estatal y federal para crear regulaciones que promovían de manera estricta la medicina con fármacos costosos mientras sofocaban y cerraban las puertas a los remedios naturales alternativos baratos. Esas universidades e institutos que no se sometieran a este súper-poder regulatorio fueron aplastados y puestos fuera del negocio. 

El propio símbolo de la OMS nos dice que la medicina es comercio.

Promoviendo estos cambios como una mejora para la salud pública, impusieron la medicina alopática farmacológica y prohibieron toda medicina natural, incluidas las profesiones como quiropráctica, medicina natural, homeopatía, acupuntura, aceites esenciales y todo tipo de plantas medicinales.

Esto se llevo a cabo financiando a estudiantes, facultades e instituciones académicas que sirvieran a sus necesidades de venta de medicamentos rentables. De esta manera la industria farmacéutica asumió un gran control sobre la salud de los ciudadanos estadounidenses y por lo tanto; también sobre sus vidas.

El Dr Harvey Bigelsen ex presidente de la junta homeopática de Arizona perseguido por el gobierno de EEUU en 2009 publico “Medical Conspiracy in America” donde declaraba:
No obstante, Rockefeller tenía preferencia por la homeopatía y murió a los 97 años con la asistencia de su médico homeópata personal, el doctor H L Merryday. Para Rockefeller, la medicina alopática era simplemente una forma de utilizar el dinero que ganaba de Standard Oil para ganar incluso más dinero a través de la industria farmacéutica. Lograr que las personas permanezcan enfermas es un gran negocio, el bienestar no es ni jamás ha sido el objetivo de la medicina alopática.”

Como parte del plan de control de la natalidad por parte de las elites en los inicios del siglo pasado comenzaron una siniestra carrera para experimentar todo tipo de armas químicas y biológicas en sujetos humanos con o sin su consentimiento. 

Los experimentos de EE.UU. con armas biológicas se remontan a la distribución de mantas infectadas con gérmenes del cólera entre pueblos indígenas de Norteamérica en la década de 1860. La Compañía de Jesús estuvo involucrada con el genocidio de los nativos americanos. Fue el sacerdote jesuita Pierre-Jean De Smet, quien se infiltró entre los indios y les termino llevando unas túnicas infestadas con cólera.

En 1857 se empezaron a aprobar una serie de leyes en Canadá para privar de sus derechos a los aborígenes que terminó con la muerte y desaparición de más de 50.000 niños, el propósito era exterminar a todos los pueblos que no se sometieran a la iglesia católica, el suceso se pasó a conocer como el holocausto canadiense. Los nativos fueron sometidos a todo tipo de torturas y experimentos en donde se vieron implicados el Gobierno, la Real Policía Montada de Canadá, iglesias tanto católicas como protestantes, policías locales, jueces y médicos. 

Testigos presenciales de la comunidad Mohawk han declarado que vieron a los sacerdotes vestidos con túnicas rojas torturar a los niños en actos de tortura ritual. William Coombes, un superviviente de este genocidio, en octubre 1964 fue testigo de como Elizabeth Windsor, como Jefe de Estado de Canadá y Jefe de la Iglesia de Inglaterra, visitó una escuela aborigen en Kamloops, British Columbia, eligió 10 niños aborígenes jóvenes, les hizo besar sus pies, y al parecer los tomó de la escuela para hacer un picnic en un lago. Los 10 niños indígenas nunca volvieron a ser vistos.

William Coombes

El señor Coombes, que declaró en el Tribunal Internacional para Crímenes de la Iglesia y los Estados Unidos (ITCCS.org) contra la genocida infantil Elizabeth Windsor, fue asesinado en febrero de 2011.

En 1900, médicos del ejército de EE.UU. infectaron en Filipinas a cinco prisioneros con una variedad de plagas y 29 prisioneros con Beriberi. Al menos cuatro de ellos murieron. En 1915, un doctor cuyo trabajo estaba financiado por el gobierno, expuso a 12 prisioneros en Mississippi a la pelagra, una enfermedad que produce discapacidades al atacar el sistema nervioso central.

Cutting Edge: A History of Fort Detrick

El programa estadounidense de armas biológicas oficialmente empezaria en la primavera de 1943 bajo el gobierno del presidente de Estados Unidos Franklin Roosevelt. Extraoficialmente comenzó dos años antes bajo la dirección de George W. Merck, presidente del gigante farmacéutico alemán Merck, creadores de gran parte de las vacunas actuales además de medicamentos como VIOXX  un medicamento farmacéutico que se relaciono con la muerte de más de 150.000 personas hasta que fue retirado en 2004. La familia Merck también fundó en 1870 Merck Finck & Co., un banco privado en Alemania, después de que los nazis tomaran el control en Viena, Merck Finck fue el encargado de gestionar el banco austriaco Rothschild. El Príncipe Alois Konstantin de Lowenstein-Wertheim-Rosenberg a trabajado recientemente como director de este banco.  

En 1910 se realizó en Jekyll Island la reunión de las familias de banqueros Rockefeller, Morgan, Rothschild y Harriman donde acordaron crear la Reserva Federal de los EEUU (FED), un banco nacional pero privado, compuesto por un cártel de bancos privados poseído por las 20 familias fundadoras, principalmente europeas (Rockefeller, Morgan, Rothschild, Harriman, Warburg, Aldrich, Vanderlip, Stillman, Roosevelt, Wilson, Kuhn, Loeb, Lehman, Goldman, Sachs…) y donde se controlarán los depósitos de oro del sistema. Estas familias de Banqueros fueron utilizadas como fideicomisarios de los Rothschild, que a su vez hactuaban como testaferros de los Windsor. 

En 1912 se encargaron de eliminar a tres grandes magnates que se oponían a la creación de la Reserva Federal: John Jacob Astor (dueño del Empire State Building), Benjamin Guggenheim (el rey del cobre) e Isador Strauss (dueño de los almacenes Macy´s, los mayores del mundo). J.P Morgan financió y mandó construir el Titanic con el fin de reunirlos a todos y eliminarlos. J.P Morgan canceló el viaje en el último momento alegando falsamente estar enfermo.

El 22 de Diciembre de 1913 cuando la mayoría de los congresistas estaban en sus casas celebrando las fiestas navideñas, el Congreso de los EEUU voto el Acta de la Reserva Federal que fue firmada por el presidente Woodrow Wilson. Hecho del que años más tarde se arrepentiría.

Desde entonces el gobierno federal de los Estados Unidos no posee ni una sola acción en la Reserva Federal y los ciudadanos estadounidenses no pueden comprarlas. La FED no ha publicado cuentas auditadas ni una sola vez en la historia. El papel moneda (dinero fiat) lo fabrica la FED (antes con respaldo en oro y ahora sin ningún respaldo), que se lo entrega al gobierno de EEUU a cambio de deuda soberana, que tiene que devolver más un interés, que a su vez presta al público a través de la banca, más otro interés mayor. Finalmente el público está pagando un interés que va a parar a manos de unos banqueros (los de la FED) que no han aportado valor añadido, solo han impreso papeles de colores. Así la FED se convirtió en el mayor negocio del mundo libre de impuestos dándoles a estas familias de banqueros el poder de financiar los intereses de las elites.

Recordemos que la primera guerra mundial se llevó a cabo por un pequeño grupo familiar como eran el zar de Rusia Nicolas II, primo del rey Jorge V del Reino Unido emparentado con la familia del Kaiser Guillermo II de Alemania,  el káiser y el zar eran tataranietos del Zar Pablo I. A la vez, el káiser, el rey de Inglaterra y la esposa del zar, Alejandra de Hesse-Darmstadt, eran nietos de la reina Victoria. En España, Alfonso XIII estaba casado también con una nieta de esta, y su madre estaba emparentada con el emperador de Austria.

Durante el conflicto la Familia Real Inglesa cambió su apellido alemán que estos poseían desde que la reina Victoria I del Reino Unido contrajo matrimonio en 1840 con el germano Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha a todos sus descendientes y herederos al trono se les aplicó el título de Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha, sustituyendo al de la Casa Real de Hannover que era el que se había portado hasta entonces desde el siglo XVII. Pero el 17 de julio de 1917, el rey Jorge V, nieto de Victoria I, proclamaba por ley que a partir de aquel instante todos los miembros y descendientes de la Familia Real Británica dejarían de llevar el apellido Sajonia-Coburgo-Gotha y pasarían a pertenecer a la Casa de Windsor, recién creada por él a tal efecto. También sería de obligatorio uso el llevar el apellido Windsor tras el nombre, de esta manera no sería tan obvio sus orígenes germánicos.

Los sajones se originaron en una tribu escita de Sacas (ganaderos trashumantes y eventualmente guerreros nómadas de origen iranio,  relacionados con los moabitas más antiguos y más tarde con el Reino de Ashkenaz ubicado en Escitia. Creado por un cananeo israelita que emigró a Escitia estableciendo la Tribu de los Ashkuza y los Ashkenazi (judíos que vienen del cáucaso y no de israel). Los alemanes heredaron el término “nazi” en honor a Ashkenaz, el creador de la tribus Ashkuza y Ashkenazi. 

El Masón sufí de la orden BektashiRudolf von Sebottendorf, ocultista , escritor, agente de inteligencia y activista político alemán, fue quien fundó la Sociedad Thule de donde se originaría el ocultismo del Partido Nazi.

El príncipe Friedrich Josias de Saxe-Coburg y Gotha fue un oficial nazi en la Wehrmacht. 
El príncipe Bernhard de Saxe-Meiningen fue culpado junto a su esposa de conspirar con los Nazis contra Austria en 1933. Le encarcelaron hasta que fueron los alemanes a liberarle para que escapara a Italia.
Charles Edward, el duque de Saxe-Coburg y Gotha, fue un político en la Alemania nazi.
La Casa de Saxe-Coburg y Gotha fue la encargada de crear y dirigir el partido Nazi eliminando a los oponentes políticos de la Nobleza Negra y el Vaticano, por eso se cambiaron el apellido por el de Windsor antes de que terminara la Primera Guerra Mundial. La familia Hesse también participó en el movimiento nazi con Philipp the Landgrave de Hesse como miembro del Partido Nazi. Rudolf Hess fue un político nazi de alto nivel probablemente también relacionado con la Casa Alemana de Hesse.

De 1914 a 1918 se desarrolla la 1 Guerra Mundial originada por el asesinato del heredero de la corona austro-húngara, el archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa Sofía Chotek en Sarajevo por un joven serbio nacionalista, perteneciente a una sociedad secreta de la Élite. El Imperio austro-húngaro, con el apoyo del Imperio alemán exigieron investigar el crimen en territorio serbio y como se lo negaron, estalló la guerra. Una vez iniciada y gracias a los tratados firmados entre países, una nación tras otra entran casi simultáneamente en ella.

En los años 1918-1919, al finalizar la primera guerra mundial se extiende la “gripe española, una de las más graves epidemias de la historia moderna. Acabó con la vida de entre el 3% y el 6% de la población mundial en solo un par de años, algunos cálculos estiman que las muertes totales se acercaron a los 100 millones,  El 99% de las muertes se produjeron en personas de menos de 65 años, entre 20 y 40 años. Este fue el principal resultado de las vacunas suministradas a los soldados que iban a combatir, la mayoría ni siquiera llegó al campo de batalla. Fue la primera guerra en la que todas las vacunas conocidas fueron inyectadas obligatoriamente a los hombres en servicio, estas causaron más bajas que las balas del enemigo en el frente.  
La tasa de mortalidad y enfermedad entre los soldados vacunados fue cuatro veces más alta que entre los civiles no vacunados.

Como la guerra habia durado menos de lo que se esperaba los fabricantes de vacunas tenían un montón de sobrantes en stock, entonces para venderlas organizaron un programa de vacunación a nivel mundial . Dado que la mayoría de la gente cree a los médicos y a los políticos y hacen lo que estos les dicen, muchos corrieron a los centros de vacunaciones para que les suministrarán todas las inyecciones previstas, en cuestión de horas comenzaron a caer muertos de agonía mientras otros colapsaban con una enfermedad de tan virulencia que nadie había visto jamás en su vida. 
Tenían todas las características de las enfermedades contra las que habían sido vacunados, fiebre alta, dolor, diarrea, … como la viruela o la neumonía, como la congestión de pulmón y de garganta en la difteria y el vómito, dolor de cabeza, debilidad de la hepatitis y las manchas en la piel de las vacunas de varicela, junto con parálisis como consecuencia de las vacunas.

Más tarde intentaron mejorar los síntomas de aquellas enfermedades con vacunas aún más fuertes que causaban una enfermedad aún más seria que mató y dejó paralíticos a una proporción enorme de hombres. En el campo de batalla se produjo el desastre. Algunos hospitales militares se llenaron con nada más que hombres paralizados, y esas bajas fueron descritas como “bajas de guerra”, incluso aunque se produjeran en suelo americano. Como los responsables no quisieron que se asociara esta pandemia masiva con las vacunas, entonces le pusieron el nombre de “gripe española”, mas que nada para ocultar la información ya que España fue una nación neutral en el conflicto y estaba aislada además de que era un sitio que sonaba lejano y exótico y al que algunos soldados viajaban. 
Existen testimonios que dicen haber visto, durante la “epidemia” de gripe “española”, a siete jóvenes morir en la clínica al lado del doctor justo después de ser vacunados en un centro militar. Quien lo afirma pidió verificación sobre este dato. Le enviaron un informe del Secretario de Guerra de USA, Henry L. Stimson que verificaba esas informaciones de siete muertos por las vacunas, y aseguraba que se habían producido 63 muertes y 28.585 casos de hepatitis como resultado directo de la vacuna de la fiebre amarilla durante sólo 6 meses de guerra. Esta fue una sola de las 14 o 15 vacunas administradas a los soldados.

Dr. Cornelius P. Rhoads

En 1931 el año en que Inglaterra también abandona el patrón oro para poder afrontar el gasto de la guerra, el Dr. Cornelius P. Rhoads, con financiamiento de la Fundación Rockefeller, se trasladó al Hospital Presbiteriano de San Juan para “estudiar la anemia en Puerto Rico”,  Lo que realmente hizo fue inyectar a los anémicos con células de cáncer y elementos radiactivos y aplicarles radiación para estudiar sus efectos. En una carta a su amigo F.W. Stewart, confesó haberle dado muerte a 8 pacientes.

Más tarde, Rhoads dirigió de guerra biológica en Maryland, Utah y Panamá. También integró la Comisión de Energía Atómica, donde organizó experimentos de exposición a la radiación con soldados y pacientes de hospitales.

El avance de la ciencia y la tecnología unido a las grandes guerras ha sido la tapadera perfecta para poder reducir la población a los intereses eugenésicos de la élite. Detrás de los rayos X, la radiación, las radiografías, los aceleradores de partículas y la investigación basada en armas atómicas, la quimioterapia o radioterapia siempre aparece un Rothschild, un Rockefeller, un Will Gates, un Amancio Ortega o algún otro multimillonario filántropo extrañamente preocupado por la salud de la humanidad.

A principios del siglo pasado Fritz Haber , el discipulo de Carl Theodore Liebermann, un químico y alumno alemán de Adolf von Baeyer (el fundador de la compañía farmacéutica Bayer) junto a Carl Bosch quien mas tarde seria uno de los fundadores de la I.G Farbenindustrie, desarrollaron un sistema para producir amoniaco sin depender de las limitadas fuentes naturales de nitrato de sodio. El proceso Haber-Bosch que pareció una panacea cuando lo que apremiaba era alimentar a la población mundial, es altamente contaminante y la principal causa de la demanda actual de fertilizantes que está creando una crisis de sostenibilidad ambiental sin precedentes. Hoy, casi la mitad de la población mundial se alimenta con comida producida gracias a los fertilizantes que hace posible ese amoniaco. Por su hallazgo, para escándalo de la comunidad internacional, el químico alemán recibió el premio Nobel en 1918.

Quienes se echaban las manos a la cabeza por la decisión de la academia sueca no eran una banda de ecologistas desaforados sino personas conscientes de las atrocidades cometidas con las armas químicas desarrolladas por Haber. Fiel a su lema, “En la paz con la humanidad, en la guerra con la patria”, fue uno de los grandes impulsores de las armas químicas que sembraron el terror y la muerte en las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Algunos afirman incluso que sin el amoniaco de Haber, tan útil para elaborar explosivos como para producir fertilizantes, el imperio alemán no se habría podido lanzar la Gran Guerra.

A las cinco de la tarde del 22 de abril de 1915, en las trincheras de Ypres (Bélgica), el ejército alemán liberó 160 toneladas de cloro presurizado a lo largo de seis kilómetros del frente y el viento llevó la nube tóxica hasta las posiciones de franceses y canadienses. Aunque aquel día los alemanes no supieron sacar tajada estratégica del terror provocado al otro lado.

John French, 1er Conde de Ypres

Al día siguiente del ataque alemán, El Ingles sir John French, 1er Conde de Ypres, reconocido con la Orden del Merito y comandante en jefe de la Fuerza Expedicionaria Aliada y caballero de la Orden de san Patricio, de la Orden del Baño, Orden Victoriana Real, Orden de San Miguel y San Jorge, ayudante de campo, y parte del Consejo Privado del Reino Unido; pidió a Londres que hicieran todo lo posible para contar con ese tipo de armas, cinco meses más tarde ,en septiembre de 1915 , los británicos ya tenían su propia versión de cloro, que usaron ese mismo mes en el frente de Loos con resultados desastrosos. El viento cambió y centenares de sus propios hombres fueron envenenados. Se iniciaba entonces una alocada carrera de armamentos, primero químicos, y después también bacteriológicos y farmacológicos.

Porton Down fue el corazón del programa de armas químicas y bacteriológicas del Reino Unido. En sus 2.500 hectáreas de terreno se levantaron laboratorios para una pléyade de fisiólogos, patólogos, meteorólogos… venidos de las mejores universidades británicas como Oxford, Cambridge o el University College de Londres. Se llamaba así mismo “los cognoscenti, la casta privilegiada que conocía los secretos de la guerra química británica. Al principio, ensayaban las sustancias con ratones, gatos, perros, caballos o monos. Les hicieron de todo, los gaseaban, les echaban polvo de cristal en la cara o concentrado de pimienta de cayena, buscando nuevos agentes químicos.

Sir Joseph Barcroft

En 1917, tras un ataque alemán con el nuevo gas mostaza, crearon un laboratorio específico para experimentos con humanos. El objetivo era comprender los efectos de los agentes químicos en los órganos y tejidos humanos y, muchas veces, no se podían extrapolar los resultados en los ensayos con los animales. El laboratorio lo dirigía por entonces, el fisiólogo y caballero de la Orden del Imperio Britanico Sir Joseph Barcroft.

A pesar de que los aliados contaban con grandes cantidades de gas mostaza o fosgeno, Alemania volvió a adelantarles. En 1936, el químico industrial Gerhard Schrader, creaba el primer pesticida sintético, el tabún, un organofosforado que actúa sobre el sistema nervioso. Además de su letalidad era incoloro e inodoro. En uno de los primeros ejemplos de tecnología dual, los militares enseguida le vieron posibilidades para su uso como arma. Junto al tabún, los alemanes desarrollaron otros agentes nerviosos como el sarín, el somán o el cianuro de hidrógeno o zyklon b. Los nazis almacenaron hasta 44.000 toneladas de armas químicas. Sin embargo, ni con los aliados ya en Alemania se atrevieron a utilizarlas ,principalmente por el peligro y las dificultades de su uso.

Tras el fin de la guerra que iba a acabar con todas las guerras, la investigación en Inglaterra no se detuvo, más bien se aceleró. Solo con animales, se realizaron 7.777 experimentos en los que murieron más de 5.000 criaturas. A los voluntarios humanos los reclutaban entre las tres ramas del ejército. Al principio, las investigaciones eran defensivas , querían saber el efecto de los agentes químicos en el rendimiento de la tropa y probar la eficacia de las máscaras de gas. A los que se presentaban, les daban unos chelines de sobresueldo y les eximían de las obligaciones normales de un soldado, teniendo incluso la tarde libre. Solo en 1929 se realizaron experimentos con más de 500 militares. La cifra se multiplicaría por 10 durante la II Guerra Mundial.

Al terminar la Primera Guerra Mundial en 1918 los médicos de ejército japonés comenzaron a estudiar los productos químicos y biológicos usados durante los combates en Europa. El Comandante Terunobu Hasebe fue asignado para controlar los resultados obtenidos por un equipo de 40 científicos dirigidos por el doctor Ito.

Shiro Ishii, un japonés de familia noble,considerado egoísta e incluso perturbado, llamó la atención de los mandos cuando cursaba los estudios de medicina y en 1922 fue asignado al Hospital del Primer Ejército y Escuela Médica Militar de Tokio. 
El trabajo que hizo allí impresionó a tal grado a sus superiores, que dos años más tarde obtuvo una beca para un posgrado en la Universidad Imperial de Kyoto. En 1928 le mandaron de viaje a occidente ,en especial a Europa y EEUU para que investigara los estudios de la guerra química y biológica desarrollados desde la Primera Guerra Mundial. La misión fue tan exitosa que le ayudó a ganarse la financiación del Ministro de la Guerra Nipón, Sadao Araki, un ultranacionalista y militarista hijo de un samurai del clan Tokugawa, un poderoso clan de Japón que alcanzó su dominio a principios del siglo XVII.

Además del Ministro de Guerra, el proyecto también contaba con poderosos partidarios en el ejército como el Coronel Tetsuzan Nagata, jefe de asuntos militares, el Coronel Yoriniichi Suzuki, jefe de lST, la sección táctica del Estado Mayor del Ejército Imperial, el Coronel Ryuiji Kajitsuka jefe de buró médico del ejército y el Coronel Chikahiko Koizumi, cirujano jefe del Ejército.

El 18 de septiembre de 1931, Japón ocupó el todo del nordeste de China. Ishii y su unidad para investigación bacteriológica se estableció al norte de Manchuria, en donde el ejército de Kuantung podía mantener un suministro ilimitado de prisioneros chinos para realizar toda clase de experimentos humanos.

Al final de agosto, 1932, Ishii llevó un grupo de 10 científicos de la Universidad Médica del Ejército hacer una gira de Manchuria y regresó con la decisión para asentar definitivamente su centro de investigaciones en un lugar cerca del rió Peiyin a 20 kilómetros sur de Harbin. El centro se inauguró a finales de 1932 bajo el nombre de Unidad de Kamo o Unidad de Togo. Ishii fue promovido a coronel y recibió un presupuesto de 200.000 yens.

En 1936 se establecieron definitivamente dos unidades por orden de Emperador Hirohito: una era la unidad de Ishii bajo el nombre de “Prevención Epidémica y Sección de purificación de Agua del Ejército de Kuantung” (EN 1941 el nombre se cambió a Unidad 731 ), que fue trasladada a una nueva base en Pingfan a 20 kilómetros al sudoeste de Harbin. La segunda fue la Unidad de Yujiro Wakamatsu (después cambió a Unidad 100) estableciéndose en Mengchiatun, cerca de Changchun, con el nombre de “Sección de Prevención de la Enfermedad Veterinaria del Ejército de Kuantung”. En junio de 1938, la Unidad 731 tuvo lista su base de Pingfang que ocupaba una área de 32 kilómetros cuadrados ocupada por 3.000 personas entre científicos y técnicos.

En la campaña del 13 de agosto de 1937, y ante la atenta mirada de las armadas occidentales, el ejército japonés usó gas venenoso contra las tropas chinas. Antes de entrar en guerra contra los aliados Japón usó por lo menos en cinco ocasiones productos de guerra bacteriológica en China, intentando producir epidemias y plagas: el 4 de octubre de 1940 un avión japonés dejó caer bacterias en Chuhsien, provincia de Chechiang, causando la muerte de 21 personas; el 29 del mismo mes otro avión japonés lanzó bacterias sobre Ningpo, igualmente en Chechiang, matando a 99 personas; el 28 de noviembre del mismo año, los aliados se enteraron de que aviones japoneses habían dejado caer gérmenes en Chinhua pero no produjeron víctimas.
Los japoneses no se dejaron nada sin probar: hongos, fiebre amarilla, tularemia, hepatitis, gangrena gaseosa, tétanos, cólera, disentería, antrax, encefalitis de las garrapatas, venéreas, peste bubónica, enfermedades orientales, tifus, tuberculosis, malaria, diferentes venenos de serpientes y otros animales. Uno de los experimentos consistía en contaminar las fuentes de agua de las poblaciones para ver la rapidez del contagio y propagación. Incluso repartían golosinas infectadas con ántrax a la población infantil para ver y analizar su reacción. En enero 1942  Ishii inició las pruebas de campo de los agentes de guerra biológica desarrollados, así como de varios métodos para esparcirlos (mediante armas de fuego, bombas, animales …) tanto sobre prisioneros de guerra chinos como operativamente en combate y contra civiles en ciudades chinas. Algunos historiadores estiman que decenas de miles murieron a causa de las armas biológicas (que incluían peste bubónica, cólera, carbunco y otras enfermedades) desarrolladas en el laboratorio y empleadas. Esta unidad también llevó a cabo experimentos con seres humanos sanos sin anestesia, como disecciones, abortos forzados, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos simulados, congelamiento e hipotermia. Se calcula que diez mil personas de origen chino, coreano, mongol, ruso e incluso algunos estadounidenses y europeos fueron despiadadamente sometidos a sádicos experimentos donde perdieron la vida, más otros 200.000 civiles chinos.

Fotografía aérea del complejo del Escuadrón 731

Entre 1942-1945, Ishii fue Jefe de la Sección Médica del Primer Ejército.​ En 1945, durante los últimos días de la Guerra del Pacífico y ante la inminente derrota, las tropas japonesas demolieron con explosivos los cuarteles del Escuadrón 731 para destruir las evidencias de las investigaciones llevadas a cabo. Como parte del encubrimiento, Ishii ordenó la ejecución de 150 prisioneros. Más de 10.000 personas,​ de las cuales unas 600 eran anualmente enviadas por el Kenpeitai ( rama de la policía militar del Ejército Imperial Japonés desde 1881 hasta 1945 ),​ fueron empleados como cobayas en los experimentos llevados a cabo por el Escuadrón 731. Estos eran llamados maruta (丸太) “troncos” por Ishii y sus allegados, un eufemismo originado a partir de la visión de los prisioneros como entidades inertes y descartables.

Los culpables de estos crímenes no solo nunca fueron castigados, sino que la mayoría de los investigadores regresaron a su vida civil como si nada hubiera pasado y los Estados Unidos otorgaron la inmunidad a Shiro Ishii y a otros criminales de guerra a cambio de su colaboración y conocimientos con lo que Ishii vivió en paz y tranquilidad hasta los 67 años, cuando murió de cáncer de laringe en Maryland (la tierra de María, fundada por Jesuitas) donde además de realizar sus últimas investigaciones con armas biológicas, Ishii también se convirtió al cristianismo.

Hasta la fecha Japón nunca se ha disculpado por las atrocidades cometidas.

Como homenaje a las víctimas del “escuadrón 731” en 1988 se realizó una película china titulada “Los hombres detrás del Sol“, en 2001 un documental japonés con entrevistas a veteranos de guerra titulado “Riben Guizi (Japanese Devils)” en 2002 la BBC publicó el documental “Unidad 731. La fuerza Biológica de Japón” y en 2008 el film ruso-americano titulado “Filosofía de un Cuchillo”.

Del cloro y el gas mostaza de la I Guerra Mundial, se pasó a ensayar con sarín, ántrax, la bacteria de la peste, isótopos radioactivos, cáncer, sida o el LSD en ciudadanos

Volviendo a Occidente, tras el final de la II Guerra Mundial, un nombre más acertado sería; la Segunda Guerra contra la Humanidad, ahora la única manera de poder justificar estas actividades era bajo el amparo de un posible conflicto entre las dos grandes superpotencias.

El Comunismo y el Capitalismo teóricamente son dos sistemas totalmente opuestos, pero la realidad es que son las dos caras de la misma moneda, el Marxismo defiende que los trabajadores sean los que tomen el control de un país industrializado y los beneficios sean repartidos entre los obreros y no para los capitalistas, esa es la principal idea del marxismo, que esta muy bien el problema es que no se corresponde con la realidad, los supuestos grandes países comunistas como Rusia o China lo que han hecho ha sido tomar el control del país por parte de una pequeña cúpula partidista sin contar con el pueblo para nada. De esta manera la Banca Privada Internacional se aseguró tener el control de una sola nación controlando a un solo partido. Fue Adam Weishaupt el jesuita fundador de la orden de los iluminados de Baviera el que inspiraría al filósofo Alemán Friedrich Hegel quien crearía la teoría Hegeliana (tesis-antítesis) que a su vez inspiró a Marx para crear su manifiesto comunista
El comunismo fue un sistema de falso marxismo instalado en la antigua Rusia para destruir los restos del mayor imperio que se habia desarrollado en este mundo; La Gran Tartaria, un país que hasta finales del siglo XVIII ocupaba el territorio de Euro-Asia y se habia expandido hasta ocupar parte de Norteamérica pero en el siglo XIX desapareció de la realidad y de todos los libros de historia para ir dando paso a un un sistema de concentración de poder y riquezas controlado desde la City de Londres por la élite financiera internacional y dirigido desde Roma como la nueva capital del poder mundial.

Antony Sutton economista e historiador Académico británico en su libro “Wall Street y la revolución Bolchevique” muestra cómo toda la operación de crear a la Unión Soviética fue financiada por familias pertenecientes a la Élite que controlaba Wall Street y que también financiaron al partido Nazi. Y luego continuaron haciendo lo mismo con China. David Rockefeller, en un articulo titulado “From a China Traveler”, publicado en el The New York Times, el 10 de agosto de 1973, declaró: 
“Sea cual sea el precio de la Revolución China, es obvio que ésta ha triunfado no sólo al producir una administración más eficiente y dedicada, sino también al promover una elevada moral y una comunidad de propósitos. El experimento social en China, bajo el liderazgo del presidente Mao, es uno de los más importantes y exitosos en la historia humana”.

Los primeros Bancos Chinos fueron de los Rockefeller. Si no fuera por China, hoy día el sistema Capitalista no se sostendría.

También existe un documento conocido como “la sinfonía roja” de 1938  y traducido y publicado en España en 1952 como “Sinfonía en rojo mayor” donde se documenta un interrogatorio que le hizo la policía secreta estalinista (NKVD) a uno de los fundadores de la internacional comunista Christian Rakovsky ,quien se enfrentaba a la pena de muerte por conspirar para derrocar a Estalín, bajo el suero de la verdad Rakovsky confesó el verdadero significado de la Revolución, del comunismo, la francmasonería y la guerra, en resumen; como los Rothschid planearon utilizar el comunismo para establecer una dictadura mundial de los super-ricos. Los propios agentes de la policía de Estalín no daban crédito a lo que estaban escuchando.
Rakovsky, cuyo verdadero nombre era Chaim Rakover, fue condenado a muerte cuando tuvo lugar la purga de la facción trotskista del partido. El interrogatorio se tenía la intención de ocultarlo al gran público pero su traductor, el doctor J. Landowsky, hizo una copia sin consentimiento.

Para septiembre de 1939, tanto Alemania como Estados Unidos y Reino Unido eran auténticas potencias en guerra química. Y los tres usaron a humanos en sus experimentos. Los nazis recurrieron en muchas ocasiones a prisioneros, en su mayoría judíos, rusos y polacos para sus ensayos. Pero también en Porton Down usaron a extranjeros. A finales de la guerra, ante la escasez de soldados disponibles, los científicos británicos utilizaron a ciudadanos de las potencias del eje que habían sido confinados al comienzo de la contienda.

La tapadera de la Guerra Fría les ofreció la ocasión de investigar hasta lo inimaginable. Fue también el periodo en el que la ética y las normas médicas se ignoraron por completo y eso que, tras los juicios de Nuremberg, se aprobó el Código Nuremberg que supuestamente prohibía los ensayos con humanos potencialmente dañinos que no tuvieran un fin terapéutico. Los juicios de Nuremberg fueron un teatro de cara a la galería utilizados para crear directivas especificas para la experimentación humana.

Eli Rosenbaum, director de la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, dijo: “Los verdaderos ganadores de la Guerra Fría fueron los criminales de guerra nazis, muchos de los cuales pudieron escapar de la justicia porque Oriente y Occidente se enfocaron tan rápidamente después de la guerra en desafiándose unos a otros “.

Kodak, Chase Bank, Nestlé, BMW, Bayer, Allianz, Standard Oil, Coca-Cola, IBM y Ford, fueron grandes empresas que se lucraron con el Nazismo.

Gracias a la operación Paperclip, algunos de los científicos que trabajaron directamente para Himmler, el subordinado de Hitler, pasaron a trabajar  para la Marina Estadounidense como Erich Traub y su asistente Anne Burger. De este modo los EEUU heredó gran parte del programa de guerra bacteriológica Nazi.

Base naval de Coronado 
 en el Condado de San Diego, California.

A mediados de la década de 1970, la enfermedad de Lyme se desató en Connecticut y desde entonces se ha extendido por gran parte de los Estados Unidos relacionando su origen con la continuación de los experimentos biológicos nazis en Plum Island por parte del Dr. Erich Traub.

A finales de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EEUU envió a Charles Eliot Perkins, un investigador especializado en química, bioquímica, fisiología y patología, para tomar el cargo de las vastas plantas químicas de (I.G.) Farben en Alemania. Mientras estaba ahí se enteró de que durante la 2ª Guerra Mundial IG Farben desarrolló la idea de fluorar el agua de los países ocupados. Esto era realizado con el objetivo de controlar a la población en cualquier área dada a través de medicación masiva del agua potable. En esta intriga, el fluoruro sódico cumplía un papel importante. El flúor es una de las más fuertes substancias anti-psicóticas conocidas, dosis repetidas de infinitesimales cantidades de fluoruro reducirán en el tiempo el poder individual de resistir la dominación mediante envenenamiento progresivo y narcotizando una cierta área del cerebro y lo hará sumiso a la voluntad de aquellos que deseen gobernarlo. Alemanes y Rusos agregaron fluoruro sódico al agua potable de los prisioneros de guerra para hacerlos estúpidos y dóciles.

El flúor es un potente veneno que calcifica la glándula pineal y puede provocar múltiples patologías como cáncer, (principalmente osteosarcoma, el tipo más común de cáncer de huesos, y cáncer de tiroides), fibrosis pulmonar, roturas de tendones (el flúor ataca el colágeno), tiene efectos negativos para el sistema reproductor femenino y masculino, infertilidad (baja los niveles de testosterona, así como la movilidad y el número de espermatozoides), artritis y obesidad. Además, disminuye el coeficiente intelectual y puede ser causa de déficit atencional con hiperactividad. En la actualidad se encuentra en al menos un 25% de los tranquilizantes más vendidos. También está presente en algunas aguas públicas y embotelladas, pastas de dientes, sartenes y ollas antiadherentes de Teflón, o en el vino blanco que se cosecha en los EEUU debido a la “criolita” un alogenuro que se emplea en pesticidas utilizados para tratar la uva. Esto hace que también este en muchos zumos de frutas que utilizan la uva como relleno, además de productos vegetales etiquetados como orgánicos porque su presencia no se ve y ha sido autorizada por el programa de Estandares Organicos Nacionales de los EEUU (NOS), los agricultores desconocen los efectos de este veneno persistente y no degradable que se acumula en el suelo, las plantas, la vida silvestre y los humanos. Debido a esto hoy día la mayoría de los tés para infusiones cultivados en los EEUU y que se venden en las tiendas de comestibles, contienen niveles tóxicos de flúor.

En Alemania se detuvo la fluoruración del agua potable en 1971, después de 18 años de experimentación; en Bélgica se realizaron experimentaciones hasta 1978, siendo suspendidas posteriormente; en China fueron fluoruradas algunas regiones desde 1965 hasta 1983, desechándose el programa; en Finlandia, el programa cesó en 1993; en Francia jamás fue considerada la fluoruración del agua potable como esencial para la protección de la salud humana; en Holanda en 1976, después de 23 años de experimentación, la fluoruración del agua fue suspendida; en Italia, en 1978, se continuó el programa en algunas plantas, referidas a algunas zonas del país; en Portugal, una pequeña planta experimental funcionó desde 1959, pero se suspendió el programa de fluoruración después de 1978; en Suiza, un programa experimental abarcó apenas a 4 por ciento de la población. Finalmente, en Suecia, la fluoruración del agua se halla prohibida por ley. Habiendo sido suspendida en 1969, después de 10 años de programa experimental, se solicitó a la Organización Mundial de la Salud proporcionar evidencias de que es inocua, pero ninguna fue presentada. El Parlamento declaró ilegal la fluoruración en 1971. Aun así la población mundial está siendo sistemáticamente envenenada con flúor en el suministro de agua potable y después, cuando acuden al médico, les inventan “síndromes” y los convencen que sufren de las mil y una enfermedades, para que les den recetas y despejen la consulta del “promotor de fármacos” (más conocido como “médico”) para dirigirse a la farmacia más cercana, los fármacos prescritos no sólo NO SANAN nada, sino que enmascaran síntomas y empeoran condiciones de salud. Y la verdad detrás de todo esto, es que USTED ESTÁ SIENDO ENVENENADO CON FLÚOR, aparte de infinidad de tóxicos en aire, agua, alimentos, vacunas y un largo etcétera.

La guerra fría abrió la puerta a un nuevo tipo de armas que revolucionaron la  nueva guerra mundial, armas consideradas -no letales-  como el uso de tecnologías tóxicas biológicas, químicas y electromagnéticas, incluidos microorganismos modificados genéticamente (OGM)  induciendo enfermedades como el cáncer o SIDA que además de matarte lentamente lo hace de forma más cara, a través de supervisión médica. Así de simples fabricantes de enfermedades infecciosas pasaron al dominio de agresores inmunológicos usando enfermedades fabricadas en laboratorios.

En Inglaterra la gran mayoría de los voluntarios que se presentaban a las pruebas, unos 16.000 en las décadas de los años 50 y 60, no sabían nada de Porton Down. Muchos creían que iban a participar en ensayos para encontrar la vacuna de la gripe y nadie les dijo lo contrario.

Hasta 750 pruebas a campo abierto desarrollaron los científicos de Porton entre 1946 y 1976, muchas de ellas en sus colonias, como en Nigeria, Bahamas o Malasia. Cinco de esos ensayos se hicieron en el mar,usando ántrax o la bacteria de la peste bubónica. Dentro de la operación Cauldron, los militares liberaron “Yersinia pestis” en las cercanías de la isla Lewis, en el mar del Norte sin percatarse de que un pesquero, el Carella, con 18 pescadores a bordo, pasaba por esas aguas. En vez de recogerlos y tratarlos con estreptomicina, un antibiótico, les dejaron seguir. Querían aprovechar el accidente para sus resultados.

El Estado Inglés realizó más de 750 misiones secretas (con más de 30.000 experimentos totales) en las que miles de ciudadanos británicos fueron sometidos -directa o indirectamente- a ataques controlados de agentes químicos  lanzados desde aviones, buques y vehículos todoterreno. Entre las diferentes sustancias destacaban desde sulfuro de cadmio, hasta zinc (ambas consideradas cancerígenas).

Tal y como afirmó Ulf Schmidt (profesor de Historia Moderna en la Universidad de Kent) en declaraciones a un diario británico, las regiones que se vieron afectadas fueron principalmente WiltshireBedfordshire y Norfolk. Con todo, no se libraron de estos ataques controlados aquellas poblaciones ubicadas cerca del Canal de la Mancha y el Mar del Norte (donde también fueron arrojadas estas sustancias). En palabras del experto, se desconoce qué efecto pudieron tener los agentes en poblaciones como Francia o Alemania.

Uno de los ensayos tuvo lugar el 26 de julio de 1963. Dentro de un supuesto programa para establecer la vulnerabilidad de las infraestructuras en caso de ataque químico o bacteriológico, los científicos de Porton Down idearon liberar una bacteria en el metro de Londres. Bajo la cobertura de una rutinaria toma de muestras, liberaron 30 gramos de esporas del Bacillus globigii. Era lo que ellos llamaban un simulador, la sustancia era inocua, aunque hoy se sabe que, puede provocar septicemia. La bacteria se extendió por varias estaciones, hasta 15 kilómetros por los conductos de la ventilación. Los londinenses no supieron hasta hace unos años que habían experimentado con ellos.

esporas del ‘Bacillus globigii’ 

En esta cajita de polvos iban los 30 gramos de esporas del ‘Bacillus globigii’ que los científicos y militares liberaron en el metro de Londres.TNA, WO195/15751

Después de una investigación, Winston Churchill aprobó que se realizarán pruebas en territorio británico que estuviese lejos de las islas. De esta forma, se empezaron a llevar a cabo ensayos con armas químicas en las Bahamas. En 1954, el gobierno lanzó varias nubes de virus que provocaban encefalitis (la cual causa fiebres, dolores severos y hasta la muerte) sobre una región -presuntamente- deshabitada de esta zona. Algo parecido sucedió en Obanaghoro (al sur de Nigeria), donde se usaron grandes cantidades de gas nervioso de la «Serie G» después de que la zona viviese una época de 15 meses de depresión.

Ciencia secreta: un siglo de guerra de venenos y experimentos humanos ( Ulf Schmidt )

El profesor británico Ulf Schmidt afirma que de los 30.000 experimentos con armas químicas realizados, en muchos de ellos se utilizaron partículas ultrafinas de zinc mezclada con otras tantas sustancias, algo que puede causar problemas respiratorios en aquellos que la inhalen.

En 2008, las autoridades británicas reconocieron el daño causado, se disculparon públicamente y compensaron económicamente a otros 359 de los casi 22.000 jóvenes soldados que pasaron por Porton Down.

Muchos de los veteranos científicos de Porton dimitieron, otros los dejaron enganchados al LSD. A las puertas de Porton Down se sucedieron manifestaciones pidiendo su desmantelamiento. Desde entonces, aunque la actividad no se ha detenido, sí que se ha reducido. De los más de 6.000 voluntarios que participaron en sus pruebas en los 50, de 1979 a 1989 se pasó a apenas 2.000. Oficialmente ya no se experimenta con humanos, pero sí con miles de animales.

Por otra parte la corporación Federal de EEUU que está dirigida por el mismo grupo de familias psicópatas que Inglaterra, a comienzos de la década de 1950 y ya con la colaboración de Shiro Ishii, en la guerra de Corea además de ejecutar y bombardear masivamente a la población también utilizaron armas químicas y biológicas contra los coreanos como peces, aves o insectos infectados con la peste, el cólera o el tifus entre otros.

Antes de la Guerra de Corea, la capital de Corea del Norte, Pyongyang, tenía una población de 464,000. Como resultado de la guerra, la población había caído a 181,000 para el 31 de diciembre de 1951. En el período que se realizó la visita de la Comisión de la IADL (Asociación Internacional de Abogados Democráticos) creada después de que la ONU ignorara el asunto, más de 30,000 artefactos incendiarios y explosivos fueron arrojados sobre la ciudad, destruyendo 64,000 de 80,000 casas, 32 hospitales y dispensarios (a pesar de que estaban marcados con una cruz roja), 64 iglesias, 99 escuelas y edificios universitarios.

La Comisión , determinó por unanimidad que los Estados Unidos eran culpables de crímenes contra la humanidad durante la Guerra de Corea y que había un patrón de comportamiento que constituye genocidio.

Después de la I Guerra Mundial, EE.UU desarrolló un amplio abanico de armas químicas, produciendo millones de barriles de gas mostaza y lewisita. Miles de soldados estadounidenses fueron expuestos a estos agentes químicos para “probar la eficacia de las máscaras antigás y de los trajes protectores”. La Agencia para Veteranos de Guerra se negó a reconocer los reclamos por discapacidad presentados por las víctimas de tales experimentos. El ejército también usó gas mostaza para reprimir manifestaciones anti-EE.UU. en Puerto Rico y las Filipinas en las décadas de 1920 y 1930.

Entre 1942 y 1945, los Servicios de Guerra Química experimentaron el gas mostaza en unos 4.000 militares y en centenares de Adventistas del Séptimo Día que eligieron prestarse como conejillos de india en lugar de servir en el Ejército. 

En septiembre de 1950 un buque estadounidense roció una nube de microbios en el aire cerca de San Francisco como prueba de una nueva arma biológica que afectaría a unos 800.000 habitantes de la ciudad. La gente de San Francisco ni siquiera pudo imaginarlo.

La Armada continuó los experimentos durante siete días, causando, supuestamente, al menos una muerte, Ed Nevins. Estos fueron los primeros ensayos de un arma biológica a gran escala, que luego se hicieron parte de un ‘programa de pruebas de armas de gérmenes’ que duró los 20 años siguientes de 1949 a 1969.

Hasta los años 70, los estadounidenses no supieron que habían servido como conejillos de indias para las agencias de su propio gobierno. 

Al igual que en Inglaterra los militares querían ver lo fácil que sería lanzar un arma biológica en el metro neoyorquino y analizar cómo las bacterias se propagarian por la ciudad.

Los ensayos duraron seis días y se utilizó los Bacillus subtilis entonces conocido como Bacillus globigi  y S. marcescens.

Los oficiales responsables por estas pruebas fueron llamados a testificar en el Congreso de Estados Unidos en 1977. En aquel entonces los militares alegaron que “tuvieron que evaluar la vulnerabilidad de EEUU a un ataque biológico”. En 2013 repitieron el experimento.

El 16 de agosto de 1951 el pueblo francés de Pont-Saint-Esprit literalmente enloqueció debido a los experimentos con ácido lisérgico que realizó la CIA. Según recogió el diario británico Telegraph , se puso la droga en una panadería, su población se volvió loca -algunos, relató la prensa en la época, decían que se les había salido el corazón y pedían a los médicos que se lo colocaran de nuevo, otros sencillamente saltaron por las ventanas- hubo cinco muertos, cientos de personas afectadas y decenas de internados.

Documentos hechos públicos por el SF Weekly , revelan que entre 1953 y 1964 el Gobierno de Estados Unidos en secreto realizó pruebas de esta droga en civiles estadounidenses y en personal militar. El programa se llamaba MK-ULTRA.

Por muy increíble que parezca, los documentos señalan que la inteligencia estadounidense utilizó a prostitutas para atraer a clientes y drogarlos, que los agentes derramaban LSD en las bebidas de ciudadanos para conocer su reacción como en una películas de espías o que drogaban a militares sin que lo supieran y les ponían en situaciones rocambolescas. Muchos “sujetos” se enfermaron y dos murieron. 

Estos experimentos con LSD se llevaron a cabo con la excusa de que la Rusia comunista, Corea del Norte y China estaban usando la droga para lavar el cerebro de los estadounidenses capturados. Así, la respuesta de la CIA fue iniciar su propio programa de experimentación con ácido.

Las pruebas estaban controladas por la CIA, que drogaba a gente sin que lo supiera y analizaba sus reacciones. También se utilizaron en interrogatorios, aunque se desestimó la idea porque no daba los resultados esperados. 

En Estados Unidos había dos centros del programa situados en Nueva York y en San Francisco. En la ciudad californiana el operativo se bautizó como Operación Clímax de Medianoche. Los agentes utilizaban a las prostitutas para atraer a clientes, drogarlos y ponerlos en una habitación repleta de imágenes sugestivas de mujeres practicando sado o de cuadros del francés Toulouse-Lautrec. Los agentes anotaban detrás de un falso espejo las reacciones de los hombres al practicar sexo en dicho ambiente.

Los Archivos de Plutonio: Experimentos Médicos Secretos de América en la Guerra Fría

Una investigación de la periodista Eileen Welsome documentó en 1993 la historia de 18 casos de radiación en el libro The Plutonium Files:America’s Secret Medical Experiments in the Cold War (Los archivos del plutonio: experimentos médicos secretos durante la Guerra Fría).

El trabajo de Welsome sobre los expedientes secretos desclasificados impresionó a Hazel O’Leary, secretaría de Energía de Clinton, quien promovió una investigación que en 1994 fue muy resistida por “insólita”. Welsome reveló que 73 menores indefensos de una escuela de Massachusetts ingirieron isótopos radiactivos en la avena del desayuno, una mujer de Nueva York fue inyectada con plutonio por los médicos del Proyecto Manhattan -la bomba atómica- que le atendían un desorden pituitario, mientras 829 embarazadas bebieron “cócteles vitamínicos” en una clínica de Tennessee, pero en realidad contenían hierro radiactivo.

Entre 1944 y 1974, el ministerio de Defensa (Pentágono) y la Comisión de Energía Atómica estudiaron en miles de personas los efectos nocivos de material radiactivo e inyecciones de plutonio. Un comité del gobierno informó en 1965 que se realizaron 4.000 experimentos en docenas de hospitales, universidades y bases militares, por lo general sin permiso ni conocimiento de los “conejillos”.

El gobierno de Clinton formó una comisión -presidida por Ruth Fade-para investigar los casos de radiación en seres humanos denunciados por Welsome. Sin embargo, el informe no satisfizo porque no hubo culpables. Sólo las disculpas del Presidente.

Cuarenta años después, una ex alumna de la escuela Clinton -de un típico barrio de clase obrera- descubrió que cuatro compañeros murieron alos 40 años de edad por enfermedades atribuidas a las pruebas químicas. La mayoría padeció asma, sufrió neumonía y otras enfermedades respiratorias, pero en un juicio sin culpables se impuso el principio de la “inmunidad gubernamental”. El Ejército aseguró que sus pruebas resultaron inocuas y garantizó que las enfermedades fueron una coincidencia.

En la mitad de los 70, el San Francisco Chronicle denunció -un cuarto de siglo después- el evento serratia marcescens. Hubo reclamos de los nietos de 11 víctimas hospitalizadas por infecciones urinarias y respiratorias severas, entre ellas un hombre que murió, pero de nuevo los jueces impusieron la doctrina de “inmunidad gubernamental”. Además, el Ejército aclaró que las bacterias causantes del daño humano no fueron las suyas. Otra coincidencia.

La undécima plaga: la política de la guerra biológica y química  

Leonard Cole, autor de The Eleventh Plague: The Politics of Biological and Chemical Warfare (La plaga décimo primera: la politica de la guerra química y biológica), documentó numerosos casos. Según su experiencia no es fácil conseguir información sobre estas violaciones a los derechos humanos en el país gendarme de la democracia mundial. La Red de Noticias de Salud (Health News Network), del Proyecto Libertad de Derechos Humanos de Winston-Salem, Carolina del Norte, ofrece reimpresiones de documentos gubernamentales desclasificados (Ver http://www.mindcontrolforums.com/pro-freedom.co.uk/publications_books_1.html).

Para 1969 EEUU contaba con miles de armas quimicas  y bacteriológicas  que producían  cáncer, leucemia, linfoma, sarcoma, agentes encefálicos, herpes genital, enfermedad de Hodgkins, gripe, tumor de pecho, mononucleosis infecciosa, kuru (enfermedad de las vacas locas )  y muchas otras producidas masivamente para una distribución mundial a favor de los carteles farmacéuticos. Como sabían que las vacunas suministradas producirían epidemias de cáncer, rápidamente comenzaron un programa especial  por parte del Instituto Nacional de Cáncer. El programa se llamó SVCP, siglas de Special Cancer Virus Program  y comenzaria en el año 1962.

En 1977, las audiencias del Comité de Inteligencia del Senado sacaron a la luz que entre 1949 y 1969 se realizaron 239 pruebas secretas de agentes biológicos aéreos, 80 con bacterias vivas. La FF.AA.(Fuerzas Armadas) afirmaron que sus bacterias tampoco eran nocivas, pero en varios casos se comprobó lo contrario. En 1994, un experto en guerra biológica declaró que por 20 años el Ejército soltó nubes de microbios “simulados” y agentes químicos en cientos de zonas pobladas, causando enfermedad y muerte en humanos y animales.

En 1951, el líder patriota Pedro Albizú Campos denunció desde la cárcel La Princesa de San Juan que estaba siendo irradiado y que los estadounidenses utilizan a Puerto Rico como un laboratorio.

Desde los ‘40 hasta la década de los ’90, en Panamá se probó gas mostaza, VX, sarín, cianuro de hidrógeno y otros agentes neurotóxicos. En los primeros experimentos se aplicó las sustancias a los soldados con consecuencias trágicas, en tanto en los años 60 y 70 se hicieron pruebas del agente naranja y otros herbicidas tóxicos en las selvas de Panamá, similares a los campos de batalla de Vietnam.

En la invasión a Panamá de 1999, los habitantes de Pacora -en las montañas cercanas a la capital- fueron bombardeados con un agente químico que les quemó la piel, les produjo escozor y les provocó diarreas. El ejército dejó muchos sitios contaminados con residuos de armas químicas, además de numerosos proyectiles que no detonaron. Los experimentos químicos y biológicos “descentralizados” son como el pan de cada día en Cuba. La variedad del mosquito Aedes aegypti, presunto transmisor del virus del dengue hemorrágico, fue desarrollado por especialistas en guerra biológica e introducido en la isla en 1984, según confesó Eduardo Arocena, cabecilla de la organización terrorista Omega 7, en un juicio celebrado en 1984 en EE.UU.

El último brote de Polio en España llegó pocos años después de que Jonas Edward Salk inventara la vacuna en los EEUU. El asunto fue tapado por el régimen, la Dirección General de Sanidad llevó a cabo campañas de vacunación que entre 1955 y 1958 vacunaron sin publicidad alguna a 200.000 niños a través del Auxilio Social o por la iniciativa de particulares y grandes empresas que vacunaron a los hijos de sus empleados.
Detrás de la mala praxis del Gobierno hubo ‘luchas de poder internas’. La implantación de la vacuna enfrentó al Seguro Obligatorio de Empleados (SEO), dominado por Falange, y la Dirección General de Sanidad (DGS), gestionada por los sectores militares católicos. El SEO apostó por la vacuna inyectable estadounidense y la DGS por la vacuna oral del virólogo Albert Bruce Sabin (alumno del Instituto Rockefeller de New York) que en 1957 se comenzó a suministrar a los niños en un terrón de azúcar. A partir de los años 60 la propaganda del régimen se encargó de publicitar la superación de la enfermedad pese a que en la actualidad aún existen enfermos que en 2002 consiguieron llevar al Congreso una propuesta para reconocer el síndrome. El Instituto de Salud Carlos III elaboró un informe que determinó 35.000 enfermos oficiales de polio. La mayoría de los enfermos de poliomielitis pertenece a una misma generación, nacida entre 1955 y 1963 (el periodo en que se suministraron las vacunas). En 2005 se querellaron contra el Estado por negligencia. El oscurantismo y la ocultación no fueron características exclusivas del régimen franquista.

A principios de 1981 más de 60.000 españoles fueron envenenados, más de 5000 murieron y muchos otros quedaron con graves secuelas de por vida.
El envenenamiento fue una partida de tomates, cultivados en Roquetas de Mar (Almería), y previamente tratados con un compuesto organotiofosforado, el fenamiphos (comercializado con el nombre de Nemacur), combinado con isofenphos (comercializado con el nombre de Oftanol ). Cabe remarcar que el isofenphos es el producto que habría causado la característica neuropatía retardada acusada por los afectados, y que la partícula “tio” (en el compuesto organo-tio-fosforado) alude a la presencia de azufre en la mortal combinación  fosforada y azufrada de compuestos que se hallan en la base del moderno arsenal para guerras químicas de los EEUU. Tanto Nemacur como Oftanol son productos de la multinacional Bayer.

Rápidamente el gobierno de turno culpo a una partida en mal estado de aceite de colza y cuando el Dr Peralta público por primera vez un articulo hablando de los organofosforados, inmediatamente se pidió ayuda al CDC de Atlanta por parte del Dr. Gallardo del Centro Nacional de Virología y Ecología Sanitaria. Que envió a Madrid al epidemiólogo William B. Baine. Tal y como manifestaría más tarde la eurodiputada Dorothee Piermont, investigadores y víctimas implicadas son de la opinión de que datos, historiales clínicos y documentos establecidos con ocasión de la visita del epidemiólogo norteamericano, fueron transferidos íntegramente al CDC estadounidense, no siendo por tanto accesibles ya a los investigadores españoles que consideran falsa la hipótesis del aceite.

Pacto de silencio

Hasta el día de hoy todo este escándalo sigue tapado bajo un velo que el investigador Andreas Faber Kaiser documentaría en su libro de 1988 titulado “Pacto de silencio ” donde más que una partida mala de aceite lo que sucedió fue un ensayo de guerra química perpetrado por EEUU y que junto a la complicidad del gobierno español en la ocultación de la verdadera causa impidió la cura de miles de españoles. Andreas fallecería pocos años después de publicar el libro, en su último artículo, publicado en el número 56 (octubre de 1993) de la revista Más Allá de la Ciencia, bajo el título de “Confesiones de Andreas Faber-Kaiser entre la vida y la muerte”, reconoció que era portador del VIH, sin poderse explicar cómo había podido infectarse, y relacionándolo con sus investigaciones sobre el Síndrome tóxico, ya que tanto él como otros investigadores y médicos que intentaron destapar el origen de esta extraña dolencia murieron o padecieron súbitas y extrañas enfermedades.

El síndrome de la guerra del golfo que sufren cientos de soldados americanos y miles que murieron fue debido a la vacuna contra el ántrax que su propio gobierno les suministró, el asunto fue investigado por el senado en 1994 y se publicó que las fuerzas estadounidenses fueron usadas experimentalmente sin saberlo.

Las enfermedades respiratorias, cada vez más comunes entre la población como la fatiga crónica, baja temperatura corporal y la gripe estacionaria están asociadas con un germen aislado y patentado en el Instituto de Patología de las fuerzas Armadas Estadounidenses con el nombre de PATHOGENIC MYCOPLASMA  que formaba parte de los test que se les suministraba a los prisioneros de Tejas en la década de los 70 bajo la supervisión del Colegio de Medicina de Baylor, con George W.Bush como miembro de la junta directiva y en colaboración con la empresa privada de biotecnología de Houston “TANNOX Biosystems” de la cual es co propietario James Baker III, el supervisor de los votos en florida que años más tarde le ayudaría a ganar la presidencia al pequeño Bush en unas elecciones amañadas.  

Los ataques con ántrax perpetrados en EE.UU en 2001 y que ya casi nadie recuerda, utilizaron cepas Ames, desarrolladas en laboratorios de Iowa y utilizadas por el Ejército en los 60 para fabricar armas virulentas. Los experimentos con el ébola se desarrollaron en el Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas del Ejército en Fort Detrick (Maryland). El SIDA, que apareció en en el año 1978 entre la población negra de Haití y en algunos países africanos, ademas de grupos de homoxesuales de Nueva York, es otro artilugio del arsenal biológico estadounidense. En este caso más relacionado con las campañas de vacunación de Hepatitis B para eliminar a elementos de la sociedad innecesarios y a la extensa población del tercer mundo siguiendo una orden ejecutiva directa y dando cumplimiento a una agenda global establecida por el Departamento de Estado de los EE.UU.

15 años antes del presunto descubrimiento del virus del SIDA por el Dr Gallo que supervisaba Litton Bionetics (actualmente el sexto contratista en armas biológicas del Pentágono) el departamento de defensa de EEUU a través de la Academia Nacional de las Ciencias y El Consejo Nacional de Investigación (NAS-NRC)  solicito 10 millones de dólares para desarrollar “Agentes Sintéticos Biológicos para Guerra Bacteriológica” con unas características idénticas al VIH/SIDA. En esa época Litton Bionetics (subsidiaria médica del mega-contratista de armas militares Litton Industries) también manejaba toda la administración de los programas del Instituto Nacional de Cáncer en Fort Detrick, su presidente Roy Ash fue la alternativa de Nixon para el puesto de Consejero en Seguridad Nacional que finalmente se le dio a Kissinger, como consuelo Ash se llevó el puesto de Jefe de la Casa Blanca en Negocios e Industria. Como Consejero en Seguridad Nacional, Henry Kissinger ordenó al Almirante de la Marina Zumwalt hacer una revaloración de la capacidad de EEUU en armas biológicas, la conclusión fue que estas eran más baratas de producir y podrían crearse para ser dirigidos hacia gente concreta, incluso hacia ciertos grupos étnicos. A Kissinger le gusto y el contrato para desarrollar las bio-armas parecidas al SIDA y ébola fue para la la empresa Litton Bionetics de Roy Ash que ya llevaban experimentando con cepas de enfermedades animales combinadas como leucemia, linfoma y sarcoma, 15 años  antes de que el departamento de Salud y Servicios Humanos descubriera la presunta causa del SIDA. Otra enfermedad de la que también culpan a un virus. El Dr Gallo está acusado de fraude por la patente de la prueba del sida.

Tras esta etapa, Diario 16 fue comprado por el Grupo Voz (editor de La Voz de Galicia)

Parte de la iniciativa de inventar un virus mortal surgió de un estudio realizado  por el grupo empresarial multibillonario llamado: El club de Roma, fundado en 1968, dos años más tarde publicaron el libro “Limits to Growth ”Los límites del crecimiento) comisionado por el Club de Roma y escrito por Donella H. MeadowsDennis L. Meadows, Jørgen Randers, y William W. Behrens III. . Este libro exponía que con el fin de determinar los Límites del Crecimiento, según ellos la civilización tal y como la conocemos colapsaría después del año 2000, y los recursos naturales escasearian para las potencias hegemónicas e incluso el mismo sistema capitalista estaría en peligro, a menos que la población se redujera gravemente, por algún medio, la recomendación principal fue el desarrollo de un microbio indetectable, casi invisible que atacara al sistema auto inmunológico y hacer que el desarrollo de una vacuna de forma inmediata fuera imposible. El microbio se usaría contra la población en general y se introduciría en vacunas administradas por la O.M.S. Organización Mundial de la Salud y organismos de salud continentales, tanto en África, Sudamérica y Asia. El antídoto se usaría por la elite gobernante. La cura será administrada a los supervivientes, cuando ellos decidan que a muerto bastante gente y lo vean conveniente, entonces será anunciado que fue desarrollado recientemente. Este plan fue llamado Informe Global 2000, pero no era una idea nueva.

ENSAYO SOBRE EL PRINCIPIO DE LA POBLACIÓN. THOMAS R. MALTHUS

En 1798 fue publicada en Inglaterra la obra “Ensayo sobre el principio de la población” de Thomas Malthus, que exponía la errónea y dañina teoría de que la población debía ser controlada, so pena de que la humanidad muriese de hambre.El argumento que utilizó era el siguiente:

“Si se ayuda al hombre que muere de hambre a ser más o menos libre o medianamente próspero, se casará, tendrá un número indeterminado de hijos y no habrá alimentos para todos”.

Por supuesto la conclusión es: dejar que muera de hambre.

No se ha demostrado la existencia de una “sobrepoblación”. Sin embargo, a fuerza de repetirlo, las élites dominantes han logrado utilizar este mito para difundir el aborto, la anticoncepción y la esterilización en todo el mundo. Voluntarios o forzosos. Con consentimiento o sin él.

Además de haber utilizado otros medios como las guerras, las hambrunas, y las enfermedades como métodos de reducción de población.

En la década de los 50, el multimillonario e influyente John Rockefeller III, quien había tenido contacto con grupos de fanáticos neomalthusianos, algunas de las principales familias de EEUU. Muchos de quienes luego serían jefes de la CIA provenían de importantes familias banqueras e industriales estadounidenses como los DuPontVanderbiltBruceMellonMorgan Roosevelt. Quentin Roosevelt, nieto de Teddy Roosevelt, fue un alto cargo de Operaciones Especiales de la OSS en China(Oficina de Servicios Estratégicos, precursora de la CIA), como lo fue Raymond Guest, primo de Winston Churchill  o Allen Dulles, que fue director de la Standard Oil Co, y de ahí pasó a ser jefe de Inteligencia de la OSS para Europa y más tarde de la CIA.

John Rockefeller III organizó la movilización de recursos para la campaña anti demográfica.
Los poderosos grupos Rockefeller y Ford fueron seleccionados para dirigir una empresa antinatalista, debido a la imagen “humanitaria” que habían logrado ante la opinión pública con las fundaciones que llevaban sus nombre. Buena parte del presupuesto dedicado por la Administración norteamericana al control de la natalidad en las regiones subdesarrolladas ha corrido tradicionalmente a cargo de la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller. Henry Ford recibió la Orden del Águila Alemana bajo los nazis por distribuir propaganda nazi en Europa. La Fundación Ford es una fachada filantrópica de la CIA.

Richard Nixon

El 18 de Julio de 1969, Richard Nixon dirigió al Congreso su “Mensaje especial para el Congreso sobre Problemas de Crecimiento de la Población“.

Después de una larga exposición de los “peligros” de dicho crecimiento, Nixon propone:la creación, por parte del Congreso, de una COMISION SOBRE EL CRECIMIENTO DE LA POBLACION Y EL FUTURO DE AMERICA”.

“El Congreso debería de otorgar a dicha Comisión la responsabilidad de investigar y hacer recomendaciones sobre tres áreas específicas:

  1. Primero, el curso probable del crecimiento de la población, las migraciones internas y los desarrollos demográficos desde ahora hasta el año 2000.
  2. Segundo, los recursos en el sector público de la economía que se requieran para abordar el crecimiento de población anticipado.
  3. Tercero, modos en que el crecimiento de población puede afectar a las actividades del Gobierno Federal y de los gobiernos locales”.

Propone, en cualquier caso, una serie de medidas adicionales que el Gobierno podría poner en marcha SIN ESPERAR LOS RESUTADOS DEL TRABAJO DE LA COMISION:

Primero, el aumento de la investigación es esencial. Utilizando el Centro de Investigación sobre Población, el Departamento de Salud, el de Educación y el de Bienestar, se debería llegar a desarrollar, con otras agencias federales, un esfuerzo para la expansión de la investigación. Algunos esfuerzos íntimamente relacionados serían los de las organizaciones privadas, centros de investigación universitarios, organizaciones internacionales y otros países.

Segundo, necesitamos más gente preparada para trabajar en programas de demografía y planificación familiar, tanto dentro de este país como en el extranjero.

Tercero, los efectos del crecimiento de la población sobre nuestro entorno y en la provisión mundial de alimento, requieren atención cuidadosa y acción inmediata.

Cuarto, está claro que los servicios de planificación familiar nacionales a los que da apoyo el Gobierno Federal, deberían expandirse e integrarse mejor.

Al proponer esta Comisión en Julio de 1969, el Presidente Nixon refiriéndose al futuro, dijo:

“Uno de los retos más serios del destino humano en el último tercio de este siglo será el crecimiento de la población. Que la respuesta del hombre a este desafío sea digna de orgullo o de desesperanza en el año 2000, dependera mucho de lo que hagamos hoy en día.

Si ahora comenzamos nuestro trabajo de la forma adecuada, y seguimos prestando considerable atención y energía a este problema, entonces la humanidad será capaz de superar este reto como ha superado otros muchos a lo largo de la civilización”.

– Richard Nixon, 18 Julio de 1969


Dicha Comisión, estuvo encabezada y presidida por John D. Rockefeller III.

El 25 de Noviembre de 1969 el Presidente Nixon visitó Fort Detrick y públicamente renunció al uso de armas biológicas por parte de EEUU, claramente estaba mintiendo. Un año más tarde la revista “science” publicó que un año después de que Nixon ratificara el Protocolo de Ginebra nada habia cambiado excepto la percepción pública de los riesgos de la guerra química-biológica. No sólo no sufrieron ningún recorte sino que de 21.9 millones de presupuesto se aumentó a 23.2 millones de dólares.

En 1974, el Departamento de Estado de los Estados Unidos preparó el INFORME KISSINGER NSSM-200, un documento secreto, desclasificado en 1980, que afirma que el crecimiento demográfico de los “países menos desarrollados”  pone en peligro la economía y la seguridad nacional de los Estados Unidos. El documento propone como “solución” los programas de control demográfico en dichos países.

Jimmy Carter

La Comisión Trilateral, como manifestación última del actual capitalismo imperialista de las grandes transnacionales, intensificó esta línea de actuación. En 1980, bajo el control del trilateralista Jimmy Carter, el Departamento de Estado formuló un estudio –el Informe “Global 2000” (1980) para el Presidente Carter– en el que analizaba y defendía un plan para evitar la existencia de más de 2.000 millones de personas para el año 2000.

La comisión para la realización de este informe se formó en mayo de 1977 y fue dirigida por Gerald O. Barney. Se emitió en 1981 por el Council Environmental Quality (CEQ): una división de la Casa Blanca que coordina los esfuerzos medioambientales estadounidenses y trabaja conjuntamente con otras agencias y departamentos de la Casa Blanca en el desarrollo de políticas e iniciativas medioambientales y de energía. La organización ha sido descrita como “un fuerte grupo de asesores con estrechos vínculos con la industria petrolífera estadounidense “.

Las conclusiones se centraron en: sobrepoblación, pobreza, sobre-explotación de recursos, extinción de ecosistemas, aumento de precios, desastres naturales e inestabilidad política.
El Informe Global 2000 del gobierno de los Estados Unidos, amplía y da continuidad a lo escrito en el Informe Rockefeller y el Informe Kissinger.

Tres informes con el mismo objetivo y conclusiones.

El Global dice claramente que los países centrales deben usar el sistema de monitoreo de las Naciones Unidas para imponer leyes internacionales nuevas.

No se trata sólo de controlar la natalidad de los pobres, sino de imponer un nuevo sistema de valores que acompañe, colabore y fomente, como si fuera un imperativo moral e imprescindible para la existencia de la humanidad sobre la Tierra, el proceso de globalización económica, que está al servicio de los intereses del mundo desarrollado.
Para eso, se pretende “rehacer” las sociedades, sometiéndose a un proceso de “reingeniería social” -término que figura en algunos documentos internacionales-, imponiéndoles una “nueva ética”, basada en “los nuevos paradigmas”: el nuevo paradigma de familia, el nuevo paradigma de género, el nuevo paradigma de los derechos humanos, el nuevo paradigma de la salud, el nuevo paradigma del derecho, especialmente, del derecho internacional.

General William Draper 

El general Draper, presidente del Draper Fund -fundación creada en el marco del Population Crisis Committee (PCC)- que tomó parte en la elaboración de Global 2000, ya en 1971 lanzó la propaganda en favor del modelo chino de control demográfico, un control que recurre a la práctica del infanticidio. Este personaje, al servicio del Gobierno durante varios años, ya recomendó a Eisenhower al comienzo de la década de los 60 a través del Comité Draper, que el gobierno de los EUA reaccionara ante la supuesta amenaza de la “explosión demográfica” formulando planes para despoblar los países pobres. El presidente Eisenhower rechazó la recomendación. Pero en la siguiente década, el General Draper fundó el “Population Crisis Committee” y la “Draper Fund“, uniéndose a las familias Rockefeller y DuPont para promover la EUGENESIA (estudio de la «mejora de las cualidades genéticas humanas) como medio de “control demográfico”. 

La eugenesia fue una teoría social fraudulenta de que se podía crear una sociedad mejor eliminando las líneas de sangre humana “indeseables” y promoviendo los tipos deseables. La ciencia cobró vida en la primera década socioeconómicamente convulsiva del siglo XX, durante la cual asiáticos, europeos del este, mexicanos, nativos americanos, negros y otros grupos étnicos y mezclas raciales fluyeron hacia las ciudades de los Estados Unidos, creando hacinamiento y conflicto de clases. La élite intelectual, académica, científica y financiera creía que se podían cultivar mejores hombres y mujeres utilizando las mismas técnicas que emplearía un agricultor para crear una mejor manada de ganado o campo de trigo; eliminar el mal stock y proliferar el bien. Planearon eliminar a todos aquellos que no se parecían a sí mismos, 10% a la vez, es decir, hasta 14 millones de personas, en una porción. Su objetivo final era eliminar hasta el 90% de la población del futuro reproductivo de los Estados Unidos.

El método preferido era cámaras de gas y otras formas de eutanasia. Las primeras leyes de eutanasia públicas se introdujeron en la legislatura de Ohio en 1908. Esa medida no tuvo éxito, al igual que otros proyectos de ley del panel de la muerte. La siguiente mejor idea que se les ocurrió fue la esterilización quirúrgica forzada bajo una autoridad estatal específica que fue validada como la ley de la tierra en la corte suprema de los Estados Unidos por uno de los juristas más estelares de Estados Unidos, Oliver Wendell Holmes

En última instancia, más de 60,000 estadounidenses, principalmente mujeres, fueron esterilizados por coerción. Muchas víctimas fueron engañadas sistemáticamente para que pensaran que era un procedimiento inofensivo. En todo momento, California lideró a la nación en el número de tales esterilizaciones.

El movimiento de la eugenesia de Estados Unidos, impulsado por millones de dólares de la opulenta Carnegie Institution, la Fundación Rockefeller y la fortuna ferroviaria de Harriman, buscó extender su alcance a Alemania . Rockefeller y Carnegie gastaron fortunas de la era de la depresión para financiar a los peores médicos nazis e institutos de carreras. Entre los principales receptores de dinero de Rockefeller se encontraba el principal médico nazi, Otmar von Verschuer, cuyo asistente en el conflicto era Josef Mengele.

En las cenizas manchadas de lágrimas de la Europa post-nazi, los estadounidenses retrocedieron ante el fruto de su “raceología” oficial. Se inició la amnesia colectiva. La eugenesia pasó a llamarse genética y los estados comenzaron a derogar o poner en letra muerta sus leyes que permiten la esterilización.

Pero no Carolina del Norte , que continuó la práctica durante años, con una ley de raza diseñada y supuestamente desplegada para eliminar la pobreza. Miles más fueron esterilizados, principalmente negros pobres. Ahora, el estado, bajo el peso de un déficit de miles de millones de dólares y una creciente base de poder político negro, está luchando para aumentar una disculpa oficial por sus formas racistas con una compensación financiera.

Algunos han sugerido $ 20,000 por sobreviviente. Otros sugieren $ 50,000. Se estima que 2,900 víctimas médicamente devastadas pueden ser calificadas. Algunos aun creen que el dinero lo arregla todo. Las verdaderas víctimas de esta trágica desgracia nacional no son solo los sobrevivientes que ahora cuentan sus historias, sino los millones más que nunca nacieron.

Debido a sus finalidades y a su relación histórica con el racismo científico, así como al desarrollo de la ciencia de la genética, la comunidad científica internacional se ha desvinculado casi totalmente del término eugenesia.

Un hombre bien conectado: el patriarca de la familia Bill Draper (en el sentido de las agujas del reloj, desde la parte superior izquierda) con el Papa Juan Pablo II, Ronald Reagan, Barack Obama, Fidel Castro y Bill Clinton.

Por cierto, el General William Draper fue el gurú de George Bush en la cuestión demográfica.

También el dinero de Draper y el de sus sucesores, y sus conexiones en Wall Street y el extranjero, empujaron la campaña nacional Bush-for-President en 1980.
Con George Bush en la Casa Blanca, el joven William H. Draper III (que estudió en Yale con George H. W. Bush y fue miembro de Skull & Bones) lideró las actividades de despoblación de las Naciones Unidas en el mundo entero.

Las pandemias de cáncer y SIDA además del explosivo incremento de los índices de diabetes y cardiopatías, la obesidad por envenenamiento, la gripe aviar o la porcina y todas las enfermedades raras nuevas que han aparecido en las últimas décadas, han sido fabricadas por el hombre, ideados políticamente, no es casualidad que las grandes epidemias y brotes, estén siempre ligados a grandes agitaciones socio-políticas y sean desencadenados y sostenidos financieramente. Eso es porque son imposiciones socio-políticas no maldiciones de la naturaleza o señales del fin de los tiempos.

La idea de que un grupo terrorista pueda desarrollar y manipular un arma química como nos venden en la actualidad a través de los medios y hollywood es ciencia ficción y propaganda del terror. Sobre todo cuando uno va al supermercado de su ciudad y se encuentra que la mayoría de los productos que nos venden como comestibles son verdaderas armas de destrucción masiva.

Desde que la administración Clinton hizo de la biotecnología “una prioridad estratégica para el respaldo del gobierno de EE. UU.” las grandes empresas transnacionales se han apoderado de la cadena alimentaria mundial inundandola de todo tipo de Organismos Genéticamente Modificados ( OGM ) ignorando cualquier principio de precaución. Alguien aun desconoce el efecto que producen los transgenicos en ratas de laboratorio. A todas ellas les salieron tumores del tamaño de una pelota de golf.

El aspartamo, el mayor endulzante que hoy día podemos encontrar en casi todos los productos dulces, ya en 1996 se realizó una revisión de 165 estudios sobre las posibles repercusiones de este ingrediente químico para la salud humana. Del total de estudios analizados, 74 habían sido originalmente financiados por la industria alimenticia, y 91 eran trabajos independientes. Curiosamente el 100% de los primeros “confirmaron” que el aspartamo era un complejo seguro. En cambio el 92% de los estudios independientes encontraron una alta toxicidad en el ingrediente y alertaron sobre los inminentes riesgos de mantener la autorización de su consumo. El Dr. Russell Blaylock, autor del libro Excitotoxins: The Taste That Kills (Excitotoxinas: El sabor que mata), afirma que esta substancia es “un veneno que afecta la síntesis de proteínas; afecta la operación de la sinapsis en el cerebro humano, y afecta el ADN así como numerosos órganos, derivando en diversos síntomas que podrían parecer no conectados entre sí”.

Según las autoridades como la FDA o el Comité Científico para la Alimentación de la Agencia de Seguridad Alimentaria de La Unión Europea, este producto es seguro para el consumo humano, y por lo tanto, los fabricantes, lo usan de forma absolutamente legal. Y sin embargo, ex funcionarios de la propia FDA, asociaciones de consumidores, científicos, médicos de todas partes del mundo lo consideran un neurotóxico muy potente capaz de provocar un rosario de síntomas y enfermedades, cuando se acumula e ingiere en cantidades de uso permitido actualmente para el consumo produce comportamientos agresivos, entumecimiento, pérdida de memoria, hiperactividad, desorientación, excitabilidad, debilitamiento de la vista, disfunción hepática, disfunciones para el aprendizaje, disfunciones emocionales, degeneración neurológica y cáncer. Además de eso, se ha probado que crea adicción, pues influye en la hormona dopamina, especialmente en la infancia. ¿saben quien aprobó la comercialización del aspartamo? El por entonces secretario de defensa de los EEUU educado por jesuitas en Georgetown; Donald Rumsfeld, quien comenzaría una guerra contra el terror buscando terroristas y armas de destrucción masiva para que la gente no se diera cuenta de que él era el verdadero terrorista que nos estaba metiendo sus armas de destrucción masiva. Este edulcorante no calórico fue descubierto en 1965 por la multinacional farmacéutica G. D. Searle and Company que en 1985 fue comprada por Monsanto. Desde que el aspartamo fue adquirido por Monsanto este invento químico a destruido la vida y creado mas enfermedades de seres humanos que ninguna guerra. 

A estas alturas alguno ya se habra dado cuenta de porque las vacunas contienen algunos de los mismos compuestos con los que los EEUU han estado experimentando con sus  armas quimicas y bacteriologicas como ADN foráneo, ARN y proteínas que pueden provocar alergias y enfermedades autoinmunes de bacterias, hongos, levaduras, suero fetal bovino, tejido renal de mono, metales tóxicos como el mercurio y aluminio, GMS (Glutamato monosódico) conservantes de cadáveres, formaldehído y formol entre otros.

Algunas de las vacunas que hoy día se suministran a los niños y que cada vez mas se están obligando a poner.

  1. VACUNA CONTRA LA DIFTERIA, TÉTANOS, TOS FERINA, HEPATITIS B , POLIO Y EL VIRUS DE LA INFLUENZA TIPO B (INFANRIX HEXA) GlaxoSmithKline, S.A. Administrado a niños de 2 a 12 meses, con refuerzos a menos de un año después. Contiene hidróxido de aluminio, formaldehído y cloruro de sodio.
  2. VACUNA CONTRA LA DIFTERIA Y EL TÉTANOS Y TOS FERINA(
    BOOSTRIX) GlaxoSmithKline, S.A.. Se recomienda a partir de los 4 años de edad  Contiene cloruro de sodio, hidróxido de aluminio y fosfato de aluminio.
  3. VACUNA DE LA VARICELA (VARIVAX). Laboratorio Sanofi Pasteur Merck, Sharp and Dohme (MSD). Se suministra a bebés de 9 a 12 meses de edad (para cumplir con los calendarios nacionales de vacunación o en situaciones de brote epidémico de varicela).
    Los pediatras de la AEP (Asociación Española de Pediatría) recomiendan otra de refuerzo a los 3-4 años, junto con el adelanto en la edad de vacunación de las chicas frente al virus del papiloma humano.  Contiene virus vivos atenuados de la varicela (cepa Oka/Merck) (producidos en células diploides humanas MRC-5), sacarosa, gelatina hidrolizada, cloruro de sodio, glutamato monosódico.
  4. VACUNA MSD TRIPLE VÍRICA, ANTI-SARAMPIÓN, RUBÉOLA, PAROTIDITIS (AMUNOVAX ). Comercializado en España por Aventis Pasteur MSD S.A. Se administra a partir de los 15 meses de edad, tiene otra de refuerzo y también puede administrarse en los programas de vacunación de adolescentes en edad prepuberal establecidos por las Autoridades Sanitarias. Contiene virus cultivados en células de embrión de pollo, albúmina humana, sorbitol, gelatina hidrolizada, sacarosa, glutamato monosódico.
  5. VACUNA PAPILOMA HUMANO. VPH (GARDASIL)  Sanofi Pasteur MSD. Indicada a partir de los 9 años de edad. Contiene proteína L1 en forma de partículas similares al virus producidas en células de levadura, sulfato de aluminio, Cloruro sódico, L-histidina, Polisorbato 80, Borato sódico.

Aunque el mercurio ya no sale en los ingredientes de las vacunas que se usan en la actualidad debido a la polémica que se ha desatado en los últimos años acerca de este compuesto y su relación con el aumento de autismo. El tiomersal aun se utiliza como conservante, sobre todo en los preparados multidosis (frascos que contienen 10 o más dosis), para prevenir la contaminación con hongos o bacterias, una vez abiertos, alargando su tiempo útil.

Ingredientes tóxicos de las vacunas y sus efectos adversos

L-histidina:

Es un aminoácido esencial que no puede ser formado por otros nutrientes, y debe estar en la dieta para estar a disposición del cuerpo. Muy a menudo reconocido como un precursor de la hormona histamina que produce los síntomas de alergia. 

La histamina estimula la secreción de la enzima digestiva gastrina. Sin la producción de histamina la adecuada digestión saludable puede deteriorarse produciendo trastornos metabólicos. Sin reservas adecuadas de L-histidina, el cuerpo no puede mantener los niveles de histamina adecuados. La L-histidina es requerido por el cuerpo para regular y utilizar minerales esenciales como el cobre, zinc, hierro, manganeso y molibdeno.

Borato sódico (bórax):

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) ha clasificado el bórax como un producto de “una toxicidad aguda moderada”, con efectos en la salud tales como toxicidad oral y dérmica, así como irritación en los ojos y la piel. Eso solo con el contacto. Además, varios estudios con animales, uno de los cuales fue realizado en perros, dio como resultado que los mismos sufrieron trastornos sanguíneos y metabólicos y efectos negativos para la salud en los testículos, el sistema endocrino y el peso del cerebro. También puede dar lugar a efectos negativos para la salud en el sistema nervioso central, tracto gastrointestinal, el hígado y los riñones cuando se ingiere o se inhala

El contacto repetido o prolongado de este agente con la piel puede producir dermatitis, que es una inflamación de la piel que puede ir acompañada de picazón y llagas. Es especialmente dañino para los niños y una cantidad tan pequeña como una cucharadita puede ser fatal si lo ingiere un niño de corta edad.

Gelatina:

Derivado del colágeno dentro de la piel y los huesos de animales. La inyección de gelatina plantea el riesgo de infección proveniente de hormonas sintéticas del crecimiento y la infectividad del EEB (enfermedad de las vacas locas).

Cloruro de sodio también conocido como sal común o sal de mesa:

Aumenta la presión arterial e inhibe la contracción muscular y el crecimiento.

Proteína de huevo:

Las vacunas son preparadas en huevos (sin duda no orgánicos). Pueden contener hormonas del crecimiento, antibióticos y bacterias de salmonela.

Timerosal:

Un mercurio neurotóxico que causa el autismo. La Universidad de Calgary  fue la primera en publicar en 1997 un estudio sobre el mercurio y la degeneración neuronal. En la década de 1970, solo 1 niño de cada 10.000 era autista. En la década de 1990, hubo un “programa de vacunación acelerado” en el que la cantidad de timerosal se incrementó drásticamente en la mayoría de las vacunas infantiles, incluidas la MMR y la DPT. casi dos décadas más tarde el autismo afectaba a 1 de 67 niños.

Formaldehído:

El líquido altamente cancerígeno utilizado para embalsamar cadáveres. Clasificado como uno de los compuestos más peligrosos para la salud humana, puede causar daño al hígado, problemas gastrointestinales, deformación reproductiva, problemas respiratorios y cáncer. Tan solo 60 miligramos son suficientes para causar la muerte de un adulto, 30 mg en un niño(menos para un bebé). Los estudios han demostrado una fuerte asociación entre la exposición al formaldehído y el desarrollo de asma en la niñez.

Fosfato de  aluminio:

Considerado un potente neurotóxico relacionado en personas mayores con el Alzheimer. Puede irritar los pulmones y su exposición repetida podría causar bronquitis con tos, flema o falta de aire. Su combinación con el timerosal aumenta en gran medida la toxicidad del mercurio, así que la precaución acerca de la tolerancia mínima del mercurio es seriamente subestimada. Los científicos del CDC  están muy conscientes de ello. 

GMS (Glutamato Monosódico):

Cuando se inyecta se convierte en una neurotoxina, que causa trastornos del sistema nervioso central y daño cerebral en los niños.

Curiosamente, en marzo de 2008, el gobierno de los Estados Unidos reconoció que las vacunas infantiles eran responsables del autismo en Hannah Poling, de 9 años que a los 19 meses recibió 5 inyecciones en un solo día para protegerse contra 9 enfermedades.  

Sin embargo en 2013 el CDC, La Academia estadounidense de Pediatría y la OMS concluyeron que a pesar de las preocupaciones levantadas por padres y científicos durante mas de una década; el tipo de mercurio utilizado en vacunas no tiene nada que ver con el aumento explosivo de autismo en los últimos 20 años.

Casualmente el mercurio está muy relacionado con el primer caso de autismo registrado en la historia. En la década de 1920 un químico orgánico de la Universidad de Chicago llamado Morris Kharasch, invento tres usos comerciales para el “metilmercurio” un compuesto químico neurotóxico que combina mercurio y átomos de carbón, donde se obtiene una sustancia mucho más tóxica que el mercurio de los amalgamas dentales. Los usos comerciales que se le dieron fueron:

  • Desinfectante de semillas
  • Tratamiento para madera
  • Conservante de vacunas llamado “Merthiolate” o “Thimerosal”, este último fue utilizado en las vacunas contra la difteria.

El objetivo del metilmercurio era matar microbios que podían arruinar las semillas, la madera o las vacunas.

Todos estos productos llegaron al mercado a principios de la década de 1930. El primer niño diagnosticado con autismo fue en 1931, en Baltimore, su nombre era Vivian Murdock, nació en los primeros años en que las vacunas contra la difteria se conservaban con mercurio. En 1943 Leo Kanner; psiquiatra de la Universidad John Hopkins en Baltimore, escribió un reporte titulado “Trastornos autistas de contacto afectivo” donde comenzaba diciendo “Desde 1938, ha llegado a nuestra atención un numero de niños cuya condición difiere tan marcada y singularmente de cualquier reporte hasta ahora, que cada caso amerita y espero eventualmente recibirá una consideración de sus fascinantes peculariedades. También lo describió como “Un patrón de comportamiento no conocido para mi o para nadie hasta ahora“.

Esto quiere decir que en 1940 dentro de la comunidad medica no existían registros de dicha patología, y una enfermedad como el autismo no seria fácil de pasar por alto.

Leo Kanner estudio a 11 niños, todos ellos nacidos en la década de los años 30. Uno era el hijo de Frederick Wellman, un patólogo de plantas que trabajó con un nuevo tratamiento de etilmercurio para semillas. En sus escritos el patólogo describe experimentar con este polvo tóxico en 1936, al mismo tiempo que nacería su hijo, su esposa tuvo problemas de riñón que pueden asignarse a un envenenamiento por mercurio en el momento del embarazo. El contagio fácilmente pudo deberse al contacto con la sustancia que trabajaba su marido.

El padre del tercer niño estudiado era un profesor forestal de la Universidad de Idaho cuyo departamento estuvo involucrado en un gran estudio de varios años utilizando los nuevos conservadores de la madera incluyendo “Lignasan”, Al igual que el anterior padre también experimentaba con polvos de mercurio al mismo tiempo que su hija nacía.

El cuarto niño estudiado fue el hijo de un Psiquiatra y una pediatra entregada a la medicina y sobre todo a prevenir enfermedades en la infancia por medio de las vacunas. Abogaba por vacunar a los bebes contra la viruela entre los 3 meses y el año de edad y luego las de refuerzo. Ella también se vacunaba a si misma. Por lo que las dosis de mercurio en su hijo fueron mas altas de lo normal. 

El resto de los casos estudiados tienen todos una estrecha relación con el etilmercurio y los pueden encontrar publicados en el libro “THE AGE OF AUTISM (La era del autismo : mercurio, medicina y una epidemia provocada por el hombre) por Dan Olmsted y Mark Blaxill.

Los dos primeros usos del etilmercurio (semillas y tratamiento de madera) fueron prohibidos en 1970 por ser demasiado peligroso tanto para personas como animales pero el uso como conservante de vacunas para bebés se ha continuado permitiendo.

Si a usted le gusta que le mientan, visite la página vaccinateyourbaby.org, donde le dicen que el formaldehído es seguro, ya que está,“Presente en el entorno y es un subproducto del metabolismo, por lo que ya está presente en el cuerpo humano”(estos no deben saber la diferencia entre orgánico e inorgánico) Asimismo, le informan que el aluminio es bueno para usted, porque,“El aluminio también se encuentra comúnmente en los alimentos, el agua, fórmulas para bebés e incluso la leche materna”.

Si quieren saber cuales son las principales instituciones pseudocientíficas que  promueven este genocidio, en el apartado de vacunas y autismo aparecen recordándote que según ellos un gran y creciente cuerpo de evidencia científica no ha demostrado ninguna conexión entre las vacunas y el autismo. Los padres pueden estar seguros de que las comunidades médicas y de salud pública, incluido el prestigioso Instituto de Medicina (IOM), la Academia Americana de Pediatría (AAP), la Asociación Médica Americana (AMA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Institutos Nacionales de Salud (NIH) ), La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés): todas estas instituciones financiadas por familias e intereses  eugenistas se preocupan por la salud de tus hijos apoyando firmemente la seguridad y los beneficios de las vacunas.

¿usted qué cree que sucedería si llamase a su médico de cabecera para consultarle cual es la “dosis segura” de mercurio, aluminio y formaldehído, para poderselo inyectar a su hijo?. Seguramente que después de colgar el teléfono, el médico le denunciase a la policía para que los servicios sociales se hicieran cargo del niño y a usted le juzgaran por intento de asesinato, porque no hay ninguna “dosis segura” de estas sustancias que además de ser letales, son potencialmente cancerígenas. Pero eso parece depender de quién los inyecta. Si usted o yo inyectamos mercurio o formaldehído a nuestro hijo, iremos a la cárcel. Pero si una compañía farmacéutica y un médico inyectan los mismos venenos tóxicos, entonces son perfectamente seguros. Así es como esta la cosa.
Promover la vacunación obligatoria para poblaciones enteras con productos que dependen esencialmente de los datos de los fabricantes para su seguridad y eficacia generales es una violación evidente del principio de precaución y, como tal, se convierte en un experimento médico forzado.

En 1997 se aprobó una ley en el Código de los EEUU, con registro 50 U.S.C 1520a, donde el estado se permite experimentar el uso de cualquier agente químico y biológico en una población civil o en sujetos humanos.

Si te recomiendan y obligan a vacunarte. Puedes pedirle a el médico te firme una “Garantía Emitida por el Profesional Médico sobre la Seguridad de las Vacunas“. Te aseguro que ningún medico lo hará.

Muchas de las enfermedades que sufre la población Mundial actual son el resultado de una epidemia de parásitos, con su origen en las vacunas, que debido a la baja eficacia del sistema inmune pueden entrar e instalarse y producir toxinas que nos enferman. No es que te introduzcan el parásito en la vacuna, porque la mayoría de ellos siempre han estado dentro de nosotros y no ha pasado nada, sino que son las sustancias tóxicas que llevan muchas vacunas las que actúan como disparador desactivando las defensas del organismo facilitando que los parásitos migren del intestino a otras partes del cuerpo y se desarrollen produciendo la enfermedad. Según datos de la OMS uno de cada tres y medio habitantes del planeta está infectado con algún tipo de parásito, eso son 2000 millones de personas en el mundo de un total de 7000 millones que se calcula como la población mundial.

¿saben como la ciencia induce la celiaquía en ratones de laboratorio? pues usando larvas de Nippostrnglylus Brasiliensis, que es un nematodo, a los 12 días de introducir el gusano en el cuerpo del ratón, este se hace intolerante al gluten y no puede comer trigo porque le sienta mal. Ahora imaginen  el nivel de adoctrinamiento de los científicos que no son capaces de ver este tipo de asociaciones.

Pese al adoctrinamiento han sido muchos los médicos íntegros que se han atrevido a denunciar las mentiras del sistema y todos ellos han terminado siendo perseguidos y desprestigiados.

Ryke Geerd Hamer

Ryke Geerd Hamer, más conocido como el Dr Hamer; padre de la Nueva Medicina Germánica. Nació en 1935 en Frisia (Alemania), estudió medicina y teología en la Universidad de Tübingen. A la edad de 22 años, completó su título de maestro en teología y cuatro años después, recibió su licencia profesional de doctor en medicina. Los años siguientes ejerció en diferentes clínicas universitarias en Alemania.

Tras recibir  la traumática noticia de que su hijo Dirk había sido accidentalmente herido de bala por el Príncipe Italiano Víctor Emmanuel de Saboya. El 7 de Diciembre de 1978, Dirk sucumbió a las heridas y murió en los brazos de su padre.

Poco tiempo después de la muerte de Dirk, el Dr. Hamer fue diagnosticado de cáncer testicular. Debido a que él nunca había estado seriamente enfermo, postuló que el desarrollo de su cáncer podría estar directamente relacionado con la pérdida inesperada de su hijo. De hecho, eventualmente Hamer llamó a este choque inesperado un DHS ó “Síndrome de Dirk Hamer ” en honor a su hijo Dirk.

Siendo internista jefe de una clínica oncológica en la Universidad de Munich, comenzó a investigar las historias de sus pacientes con cáncer y pronto aprendió que, como él, todos ellos habían experimentado un choque inesperado de algún tipo.

Pero llevó su investigación mucho más lejos. Siguiendo la hipótesis de que todos los procesos corporales son controlados desde el cerebro, analizó los escáneres cerebrales de sus pacientes y los comparó con los registros médicos y psicológicos correspondientes. Para su asombro, encontró una clara correlación entre ciertos “choques de conflicto”, cómo se manifiestan estos choques en el órgano y cómo todos estos procesos están conectados al cerebro. Hasta entonces, ningún estudio había investigado el origen de la enfermedad en el cerebro ni el papel del cerebro como mediador entre la psique y el órgano enfermo.

El Dr. Hamer descubrió que cada enfermedad se origina por un choque ó trauma que nos toma completamente por sorpresa. En el momento que el conflicto inesperado ocurre, el choque impacta un área específica en el cerebro causando una lesión (más tarde llamada Foco de Hamer), visible en un escáner cerebral como un grupo de anillos concéntricos nítidos. Las células cerebrales que reciben el impacto envían una señal bioquímica a las células del cuerpo correspondientes provocando el crecimiento de un tumor, la necrosis de un tejido o la pérdida funcional, dependiendo qué capa del cerebro recibe el choque. La razón de porque conflictos específicos están irrefutablemente unidos a áreas específicas del cerebro es que, a través de nuestra evolución histórica, cada área del cerebro fue programada para responder de manera instantánea a conflictos que pudieran amenazar nuestra supervivencia. Mientras el tallo cerebral (la parte más antigua de nuestro cerebro) esta programada con cuestiones básicas de supervivencia como respiración, reproducción y alimentación, el cerebro (la parte más nueva) está más relacionada con temas de tipo social y territorial. El Dr. Hamer también descubrió que cada enfermedad progresa a través de dos fases: primero, una fase activa del conflicto, caracterizada por estrés emocional, extremidades frías, falta de apetito, falta de sueño, y posteriormente, en caso de resolver el conflicto, una fase de curación. Este es el periodo en el que la psique, el cerebro y el órgano correspondiente entran en la fase de recuperación, frecuentemente un proceso difícil, marcado por fatiga, fiebre, inflamación, infección, y dolor.

El Dr. Hamer llamó a sus descubrimientos “Las Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina”,y fue capaz de confirmar sus descubrimientos con más de 40,000 casos estudiados. El resultado de este trabajo científico es la creación de un diagrama “Psique-Cerebro-Órgano”  que señala la enfermedad, el contenido del conflicto biológico que la causa, el sitio en el escáner cerebral donde la lesión correspondiente puede ser observada, cómo se manifiesta esa enfermedad en la fase activa del conflicto, y qué se debe esperar en la fase de curación.

En Octubre de 1981, el Dr. Hamer presentó su investigación a la Universidad de Tübingen como tesis pos-doctoral. El objetivo era tener probados sus descubrimientos en casos equivalentes para que la Nueva Medicina Germánica pudiera ser enseñada a todos los estudiantes de medicina y los pacientes pudieran beneficiarse de los descubrimientos lo antes posible. Para su gran sorpresa, el comité de la Universidad rechazó su trabajo y rehusó evaluar su tesis, un caso sin precedentes en la historia de las universidades. Más aún había otra sorpresa. Poco después de haber entregado su tesis, al Dr. Hamer le fue dado un ultimátum, renegar de sus descubrimientos o no ver renovado su contrato. Fue extremadamente difícil para él entender por qué estaba siendo expulsado de la clínica al presentar descubrimientos científicos bien fundamentados. Después de darle de baja, se retiró a su práctica privada donde continuó la investigación.
El hostigamiento al Dr. Hamer culminó en 1986, cuando una sentencia de la corte le prohibió continuar la práctica de la medicina. A pesar del hecho de que su trabajo científico nunca fue desaprobado, perdió su licencia médica a la edad de 51 años, debido a que se rehusó a renunciar a sus descubrimientos sobre el origen del cáncer y a regirse por los principios de la medicina oficial.
En 1995 fue entrevistado por la presentadora Adelina Castillejo en el programa Preguntas y Respuestas de TVE. Debido a las solicitudes de los televidentes del primer programa se realizó esta entrevista. Una entrevista muy clara y explicativa para los recién llegados a la Nueva Medicina Germánica.  
En 1997 el Dr. Hamer fue arrestado y sentenciado a 19 meses en prisión por haber proporcionado a tres personas información médica sin tener licencia médica. Un fiscal se vio forzado a admitir durante el juicio que, después de 5 años, 6,000 de 6,500 pacientes a su cargo, casi todos con cáncer “terminal” estaban aún vivos, demostrando así la eficacia de la Nueva Medicina Germánica por parte de sus propios detractores. 
El 9 de Septiembre del 2004 el Dr. Hamer volvió a ser arrestado en su casa en España  y tras pasar un año y medio en la prisión francesa de Fleury Merogis, fue liberado en Febrero del 2006. En 2017 fallecería en Sanderford, Noruega, a la edad de 82 años.

Russell Blaylock

Russell L. Blaylock (nacido el 15 de noviembre de 1945) Neurocirujano estadounidense retirado y  autor de varios libros y artículos, entre los que se incluyen Excitotoxinas: El sabor que mata (1994), Secretos de salud y nutrición que pueden salvar tu vida (2002) y Estrategias naturales para pacientes con cáncer (2003). El doctor Blaylock ha denunciado cómo el movimiento de eugenesia comenzó en Estados Unidos a través del financiamiento de Rockefeller, Ford y Carnegie, el cual originó el proyecto de la Ciencia del Hombre, cuyo objetivo era rediseñar socialmente a la humanidad para extirpar a quienes fuesen considerados “indeseables” por la élite.
El financiamiento de Rockefeller a través de grandes universidades luego proporcionó dinero a programas de eugenesia por muchos años, información que fue posteriormente compartida con los nazis de la Alemania de Hitler. Una vez que la eugenesia atrajo connotaciones negativas de superioridad racial y genocidio, la pseudociencia renació bajo la tapadera de la biología molecular y el estudio exhaustivo del ADN con el objetivo de alterar el comportamiento cambiando químicamente la manera en que el cerebro funciona

La Dra. Rima Laibow (nacida el 30 de septiembre de 1943)  Es la Directora Médica de la Fundación Soluciones Naturales . Se graduó de la Facultad de Medicina Albert Einstein en 1970. Durante su formación médica recibió una beca del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos en Investigación en Neurología, que realizó mientras era estudiante de medicina a tiempo completo.

Su trabajo tanto en el activismo como en el campo de la medicina la ha llevado por todo el mundo, especialmente a India y Rusia para hablar sobre su trabajo. Es editora médica, activista, autora y productora de cine en Hudson, Nueva York.

La Dr Laibow nos alertó de los planes del NWO (Nuevo Orden Mundial) y nos abrió los ojos ante el siniestro CODEX ALIMENTARIUS de la OMS. En 2009, Laibow fue una personalidad prominente en el movimiento anti-Codex alimentarius y ofreció conferencias en todo el mundo, desde entonces el descrédito la persiguió.  

Stefan Lanka

Stefan Lanka; nacido en Alemania, Dr. en Biología, genetista, y Dr. en Ciencias Naturales. Cuando en la década de 1990 el tribunal de Gottingen en Alemania enjuiciaba al médico alemán Gunther Ekkart acusado de 14 asesinatos y 5800 intentos de asesinato como responsable de no haber controlado las reservas de sangre de la empresa Haemoplas “contaminadas” con el supuesto “virus VIH”. Stefan Lanka se presentó sorpresiva y voluntariamente ante el tribunal y testificó bajo juramento que el “Virus VIH” jamás ha sido aislado y que por lo tanto no existe, invitando al tribunal a que encontrara en Alemania y en el resto del mundo algún científico que bajo juramento se presentara en el tribunal, y ante él, a demostrar la existencia del supuesto “Virus VIH”. Ante la evidente falta del “cuerpo del delito” el caso se paralizó y posteriormente se retiraron los cargos de asesinato y tentativa contra Gunther Ekkart . En 2011 el Dr Stefan Lanka volvió a retar a la comunidad científica ofreciendo 100.000 euros a quien le mostrará la existencia del virus del sarampión. En 2014 el asunto terminó en los tribunales alemanes dándole la razón a un estudiante en medicina llamado David Bardens que habia enviado 6 articulos a Lanka como respuesta a su reto. El asunto fue publicitado por todos los medios pero más tarde la sentencia fue recurrida y el 16 de febrero de 2016 el Tribunal Supremo Federal de Alemania dictó sentencia favorable al Dr Lanka, pero eso ya no se publicito en ninguna parte porque entonces muchos se preguntarian: ¿cómo es que están haciendo vacunas para virus que no existen? o ¿como es que la gente se está muriendo de enfermedades causadas por virus los cuales no se ha demostrado su existencia? porque según datos oficiales en 2014 hubo 114.900 muertes por sarampión en todo el mundo pese a las mediáticas campañas de vacunación.

Desde entonces el doctor Lanka a sido desprestigiado y tachado como biólogo antivacunas, negacionista del VIH y practicante de la Nueva Medicina Germánica.  

Ghislaine Lanctôt

A la Dra. canadiense  Ghislaine Saint-Pierre Lanctôt nació en 1941, su padre y su abuelo eran farmacéuticos y ella empezó la carrera de Medicina para complacerles. Tras 27 años ejerciendo la medicina le quitaron su título médico y licencia por denunciar públicamente el peligro de las vacunas y la mentiras del sistema de medicina. La Dra. Lanctot publicó en 1994 el libro La Mafia Médica.Tras despertar de la hipnosis del adoctrinamiento del sistema que la certificó como médico (repetidora de lo que le hicieron estudiar en la escuela de medicina) se rebeló a la autoridad. Tenía 6 clínicas (en EEUU y Canadá) y las cerró. Se negó a seguir pagando impuestos a un sistema que comprendió corrupto y desempoderador del ser humano, no quiso apoyarlo más y terminó presa por ello. Aun así Ghislaine Lanctot, ahora Guis se considera una mujer libre, sin títulos académicos ni cargos públicos, sin propiedades, no paga impuestos ni tampoco usa carnet, tarjetas u otro tipo de identificación, como ella misma declara: «Yo quería ser filósofa. Pero creía que lo de pensar no iba a aportarle nada a la gente. Pensé, voy a hacer algo útil, que beneficie a la población, y como me crié en este ambiente decidí hacer la carrera de Medicina. Al final he dejado todo eso y lo que hago ahora es lo que quería hacer desde el principio».

Peter Christian Gøtzsche

Peter Christian Gøtzsche: Biólogo, médico e investigador en temas de medicina, nacido en Dinamarca, internacionalmente conocido por su polémico libro publicado en 2014 “Medicamentos que matan y crimen organizado” donde denuncia como las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud. Fue el cofundador del Centro Nórdico de Colaboración Cochrane (especie de cooperativa en la que trabajan miles de investigadores médicos y científicos de todo el mundo haciendo, sobre todo, revisiones sistemáticas de la literatura científica) en Copenhague, desempeñando el cargo de dirección desde 1993 hasta 2018 que fue expulsado por publicar algunas informaciones críticas con la vacuna del papiloma después de que la propia asociación Cochrane concluyera que la vacuna del papiloma era eficaz y segura. Una vacuna que se ha desaconsejado tanto en Francia como en Japón porque ha causado cientos de problemas neurológicos, problemas de coordinación y motricidad e incluso la muerte. La Agencia Europeo de medicamentos en 2015 tenia notificadas 352 muertes por la vacuna del papiloma. En 2017 el Tribunal Superior de Justicia de Asturias  condeno a la consejería de Salud al pago de 137.000 euros a la familia de la niña de 13 años de Gijón que falleció en septiembre de 2012 a consecuencia de la administración de la vacuna del papiloma humano. Después de que la familia tuviera que denunciar al Juez y a la audiencia que habían cerrado el caso sin ninguna referencia concreta.

Dr. Andrew Moulden

Al Dr. e investigador canadiense Andrew Moulden, también lo atacaron y difamaron por informar a la gente del peligro de las vacunas, alertando que todas ellas producen isquemia (derrames).
Moulden escribió una breve biografía sobre su vida y los puntos de vista evolutivos de la vacunación. La experiencia de Moulden fue en psiquiatría y neurociencia. Sobre lo que presento su tesis doctoral.

Moulden creó una plantilla con la que se puede saber a qué nivel ocurrió un derrame, por medio de revisión de fotografías (tomadas antes y después de las dañinas vacunas), que se aplica a la cara de los pacientes. El Dr. Moulden trabajo de forma casi anónima en la recuperación de niños con graves daños por vacunas, y lo hizo en silencio precisamente por la forma inhumana en la que fue atacado por el sistema genocida de Salud. El Dr Andrew Moulden murió en 2013, a los 49 años de edad. Sospechosa muerte, de la que hay distintas versiones, incluyendo “suicidio”.

Gwen Olsen

Gwendolyn Leslie Olsen pasó 15 años como representante de ventas en la industria farmacéutica, trabajando para gigantes de la FARMAFIA, como Johnson & Johnson, Bristol-Myers Squibb y Laboratorios Abbott. Ella disfrutó de una exitosa carrera, de ritmo rápido hasta que varias experiencias comenzaron su despertar a los peligros que acechan en cada gabinete de la medicina estadounidense. Una sobrina suya se suicidó después de haber tomado antidepresivos. Le fue prescrita la medicación tras un accidente de automóvil y cuando trató de dejarla cayó en una profunda depresión. “Se quemó viva –explicaba Olsen en una entrevista a Kathy Rumlesky en Free Press Reporter-. Se había vuelto adicta y cuando intentó dejarlo cayó en una depresión. Su médico la prescribió otro antidepresivo y eso la llevó a una espiral descendente, hacia el suicidio”.Es más, la propia Gwen Olsen fue tratada con antidepresivos en 1992. “Me volví una psicópata maníaca”, reconocería. Añadiendo: “Aproximadamente el 25% de la población que los toma tendrá reacciones adversas serias”.
Después de esta experiencia decidió abandonar su trabajo y su carrera el año 2000, cuando sus jefes le pidieron que comercializara un nuevo antidepresivo. Ahora trabaja para una empresa de productos naturales y a publicado Confessions of an Rx Drug Pusher: God’s Call to Living Arms (CONFESIONES DE UNA EX-CAMELLA DE DROGAS AL SERVICIO DE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA), obra en la que, entre otras cosas, denuncia el mercantilismo existente en torno a los antidepresivos y sus graves efectos secundarios. También es autora colaboradora de tres libros, Drugging Our Children por la Dra. Sharna Olfman y Doctor of the Future por Dan Yachter, DC, y el Manual Maximized Living Makeover por el Dr. Ben Lerner et al. Gwen también ha publicado artículos relacionados con la salud en el Well Being JournalNatural News y en el Health News Digest.


Dra. Rauni-Leena Luukanen-Kilde

La Dra. finlandesa Rauni Kilde: A la Dra. Rauni-Leena Luukanen-Kilde también la desacreditaron todo lo que pudieron, porque además de exponer las mentiras de las vacunas, ella fue más allá y las relaciono con el control mental. En su libro “Luz brillante y sombras negras” expuso algunas de las técnicas de control mental más utilizadas: Drogas, hipnosis, condicionamiento por trauma, tortura psicológica, micro-chipeo, electro-shocks, campos electromagnéticos…

La Dra Kilde declaró que no podía comprender por qué hay gente que desea tener ese control sobre los demás, pero que esto es sólo un hecho, y es que los militares, especialmente el servicio de inteligencia militar y también servicios secretos civiles usan a seres humanos normales, a cualquiera, como conejillos de indias. Todos somos ratas de laboratorio. Solía hacerse utilizando pacientes psiquiátricos en institutos psiquiátricos y aún se hace. Solía ser hecho, y aún se hace, con prisioneros. Utilizan antenas de radiofrecuencia, las tienen por todo el mundo occidental, y emiten diferentes frecuencias que utilizan para crear estados de agresión o depresión o lo que quieran cuando hacen los experimentos, y la gente no tiene ni idea. … Y es absolutamente cierto que los celulares causan tumores cerebrales. Son hechos suprimidos y ocultados. Hay pruebas absolutas pero no son entregadas al público en general. Kilde también declaró que: “Toda la gente que tomó la vacuna para la gripe porcina está controlada mentalmente, porque ellos también tienen el microchip”.  Con estas declaraciones ya entenderán por qué intentaron silenciarla. La Dr Luukanen-Kilde murió en febrero de 2015 en Vaasa (Finlandia) después de una larga enfermedad. Y a cualquiera que se atreva a cuestionar las vacunas o el sistema sanitario le espera el mismo destino.

La OMS al igual que UNICEF, han sido acusadas de crear programas de vacunación masiva para controlar la población en México y Nicaragua en 1993, en Filipinas en 1994 y mas recientemente en Kenia, en 2014 denunciado por la Asociación de Médicos Católicos y la Conferencia de Obispos Católicos de Kenia, entidades según las cuales tras analizar 9 virales, encontraron con 3 que contenían la hormona beta-HCG (gonadotrofina coriónica humana) que como se sabe, provoca infertilidad permanente y abortos involuntarios. Ante la denuncia, el Gobierno reacciono diciendo que habían analizado otros 50 virales y ninguno contenía esa hormona por lo que debían de tratarse de casos accidentales de “contaminación”.

Sabían que los médicos son la parte de la población que menos se vacuna. En el 2009 la propia Organizacion Medica Colegial de España arremetió contra la campaña de la gripe y el despilfarro de vacunas que hubo en aquel momento (la mayoría de la gente si  no se les mete miedo, no se vacuna). Y como cada vez más gente se está dando cuenta de que la medicina oficial no cura, sino que mata, muchos han vuelto a las mal llamadas terapias complementarias o alternativas y por eso estos últimos años la industria farmacéutica ha aumentado drasticamente sus métodos de presión por medio de las llamadas “asociaciones científicas” y asociaciones de pacientes que ellos mismos han creado o financian para así dirigirlas contra cualquiera que se salga del discurso oficial que es perseguido y difamado por estos grupos. Grupos como la Asociación Española contra el Cáncer y La Organización Médica Colegial que se dedican a criminalizar cualquier terapia complementaria o alternativa que no sea la medicina oficial que te va a matar o en el mejor de los casos dejarte enfermo de por vida.

El nivel de desinformación popular es tan alto que gran parte de la población nisiquiera sabe lo que son las terapias complementarias o alternativas, la mayoría cree que son la acupuntura la homeopatía y las plantas medicinales como mucho ,pero muy pocos saben que hay otras maneras de entender la salud de una forma muy diferente a la medicina convencional ortodoxa y farmacológica. Existen más de 150 disciplinas terapéuticas en el mundo que se ejercen desde hace cientos, algunas incluso miles de años y de las cuales la mayoría de la gente no tienen ningún tipo de conocimiento, incluyendo a los médicos, políticos y medios de información.

Estos últimos años todas estas disciplinas no farmacológicas se han declarado pseudociencias basándose en que ponen en peligro la salud de la gente y están siendo perseguidas porque dicen que carecen de rigor científico. Esto también abre la puerta a que pueda llevarse a los tribunales a numerosos rectores, decanos y profesores universitarios. A fin de cuentas han estado durante muchos años impartiendo enseñanzas y dando títulos académicos oficiales a miles de personas -la inmensa mayoría médicos- que si ahora se consideran carentes del más mínimo rigor académico y científico constituyen sin más un fraude, una auténtica estafa por lo que se debería de procesar judicialmente a los responsables. Teniendo todos quienes pagaron por ello derecho a ser indemnizados.
Como estarán en el mismo derecho de hacerlo todos los profesionales de la salud -médicos y no médicos- a los que se ha calumniado, injuriado y difamado por ejercerlas en el convencimiento de que lo que hacían era legal y eficaz. A fin de cuentas la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado ya en varias ocasiones a los gobiernos de las naciones miembros –la última vez en 2014 a que incorporen en sus sistemas sanitarios las medicinas tradicionales, complementarias y alternativas “cuanto antes“. Disciplinas entre las que la OMS incluye de forma expresa -que no exclusiva- la Medicina Tradicional China -y por ende la Acupuntura-, la Homeopatía, el Ayurveda, la Naturopatía, la Quiropráctica, la Osteopatía, el Unani, el Tai-Chi, el Shiatsu, la Hipnosis, la Meditación, el Yoga y el Qigong, entre otras que cita en sus documentos. Y no solo a incorporarlas a los sistemas sanitarios sino a que se regule su enseñanza y ejercicio profesional a fin de lograr la mayor evidencia posible de la idoneidad de esos tratamientos con criterios de seguridad, eficacia y calidad”. Por otra parte el British Medical Journal, considerado una de las revistas más importantes en medicina, en 2009 denunció que de los 2500 tratamientos que hoy día se dan en los hospitales y clínicas de todo el mundo, tan solo el 13% son beneficiosos, años más tarde cuando estudiaron 500 tratamientos más, el porcentaje descendió al 11%. Esto quiere decir que el 89% de los tratamientos que se están dando en los hospitales no tienen ningún tipo de base científica. Y no solo no son beneficiosos sino que la mayoría son peligrosos. Tan solo en España mueren más de 400.000 personas al año sometidas a esos tratamientos. 110.000 de cáncer según el propio instituto nacional de estadística. Cuando ya se sabe que no existe ni un solo fármaco quimioterápico que cure el cáncer, lo máximo que hacen es prolongar la vida de las personas hasta dos meses en el mejor de los casos y con una peor calidad de vida y a costa de una gran suma de dinero. Y eso sin contar con los errores médicos, en EEUU ya se han convertido en la tercera causa de muerte por detrás de los medicamentos con 250.000 muertes al año, en España se calculan entre 25.000 y 35000 pacientes muertos cada año por errores médicos.

Hoy día uno ya no se puede fiar de nadie. Nos están envenenando la comida que comemos , el agua que bebemos y el aire que respiramos eso sin contar con las radiaciones electromagnéticas que no paran de aumentar pese a los informes y denuncias presentados por la fundación mundial de bioelectromagnetismo.

Desde que comenzaron las transmisiones de radio regulares en la década de 1920, la exposición a campos electromagnéticos hechos por el hombre ha aumentado constantemente. En estos días no solo estamos expuestos a las ondas de radio, sino también a otras frecuencias de diversas fuentes, principalmente de dispositivos de comunicación y seguridad. Teniendo en cuenta que casi todos los sistemas biológicos interactúan con los campos electromagnéticos, comprender los efectos es esencial para la seguridad y el progreso tecnológico. En este documento se revisa sistemáticamente el papel y los efectos de las frecuencias de radio estáticas y pulsadas (10 0 –10 9 Hz), ondas milimétricas (MMW) o gigahertz (10 9 –10 11 Hz) y terahertz (10 11 –10 13).Hz) en diversas biomoléculas, células y tejidos. Se ha demostrado que los campos electromagnéticos afectan la actividad en las membranas celulares (sodio frente a las conductividades del ion potasio) y en los canales no selectivos, los potenciales transmembrana e incluso el ciclo celular. Se presta especial atención a la radiación milimétrica y terahertz debido a su utilización creciente y, por tanto, a la exposición humana. Se sabe que los MMW alteran el transporte activo a través de las membranas celulares, y se ha informado que la radiación de terahertz puede interferir con el ADN y causar inestabilidades genómicas. Estos y otros fenómenos se discuten junto con las discrepancias y controversias de los estudios publicados.

Los científicos reales y la ciencia real nos dicen que la medicina convencional farmacológica (también conocida como alopática) es “un emperador sin ropa”. En lo que respecta a la ciencia real, no hay evidencia alguna de la efectividad de los tratamientos médicos oficiales, no solo eso sino que lo mas probable es que te deterioren la salud. En cuanto a la  inmunidad de las vacunas tampoco existe evidencia alguna de que deba vacunarse usted o sus hijos, nunca, por ninguna razón. Soy muy consciente de que las vacunas se consideran “sagradas” para la mayoría de los médicos. De hecho, cuestionarlos equivale a una blasfemia. Puedo asegurarle que no cuestionaría la eficacia y la seguridad de algo tan “sagrado” como las vacunas a menos que estuviera seguro, sin duda alguna, de que soy correcto cuando declaró que las vacunas no son seguras (a menos que usted cambie el criterio) definición de “seguro” para incluir la muerte, numerosas enfermedades y daño cerebral.

Aunque no se mencione en ningún medio existen estudios que muestran que la gente que no se vacuna tienen muchas menos posibilidades de sufrir enfermedades crónicas.

Los niños vacunados tienen un 120% mas de asma. un 146% mas de autismo, un 185% mas de trastornos neurológicos y un 317% mas de TDAH que los niños no vacunados.

Tomen conciencia de la situación, infórmense, la agenda de despoblación es algo que ya esta muy expuesto, informen a otros y tengan mucho cuidado con lo que comen, con lo que beben y con lo que respiran, y sobre todo no crean a los repetidores oficiales. A continuación dejaremos unos enlaces de asociaciones de medicinas primigenias mal llamadas “alternativas” para que se informen de otros estudios que no llegan a los medios de comunicación y para que vean que OTRO MUNDO ES POSIBLE. La decisión y el cambio a de partir de nosotros. Usted es el principal responsable de su salud y de su vida.

Asociación Española de Médicos Naturistas: AEMN

Federación Española de Médicos Homeópatas: FEMH.ORG

Asociación Española de Naturopatía y Bioterapia: APENB

Asociación de Medicina Tradicional China

Asociación Dulce Revolución: La dulce revolución de las plantas medicinales

Asociación Española de Biomagnetismo Médico: AEBM

Asociación de Profesionales de Osteopatía: APREO

Sociedad Europea de Medicina Osteopática

Federación Española de Asociaciones de Musicoterapia.

Asociación de Salud y Medicina Integrativa: ASyMI

Asociación Colegial de Médicos Acupuntores.

Sociedad española e internacional de Apiterapia

Federación Internacional de Aromaterapeutas: IFA

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *